Vilma Ibarra

Vilma Ibarra

Enviar
Miércoles 6 Enero, 2010


Hablando Claro
(J) Fuegos electorales

En la antesala de los debates presidenciales que constituyen uno de los puntos climáticos de cualquier campaña, la justa electoral se reinició esta semana como era previsible: con más de lo que ya habíamos visto antes de la tregua navideña.
Estamos pues ante el embate de una campaña muy mediática que gravita en torno a la teve con fuertes dosis de ataque y sarcasmo libertario, ahora curiosamente emulada por los estrategas de Acción Ciudadana que hasta hace poco podían ufanarse de estar centrados en sus propuestas, pero que —ávidos de levantar simpatías— finalmente parecen haber caído en la tentación de seguir los dictados de la campaña libertaria con el ataque a “Laura y los Arias”.
La puesta en escena de la marioneta ciudadana (como lo fue en diciembre el spot contra la revisión técnica) denota un esfuerzo por posicionarse en el escenario como el contendor de Liberación; espacio que evidentemente les quitó por asalto el Libertario con una irrupción tempranera y bien planificada de su estrategia, independientemente de lo que se opine sobre la forma y los contenidos.
Lo que por supuesto estará por verse es si esta forma de hacer mensajes será efectiva en términos de lo que se propone por esencia una campaña electoral que es influenciar la decisión de los votantes; valga decir particularmente de aquellos que no están decididos, los que tienen el poder de inclinar cualquier balanza.
Aunque es evidente que los estrategas de ambas agrupaciones deben estar convencidos que su apuesta será efectiva, lo cierto es que es muy arriesgada porque en nuestra idiosincrasia, convertir en víctima —en este caso a la contendora— podría resultar muy contraproducente y a eso parecen apostarle los liberacionistas cuando es notorio que se están apretando los dientes para no responder a los ataques. Claramente ellos pretenden parapetarse en mensajes que traduzcan un poco de optimismo patrio.
Para algunos, sigue siendo un mensaje un tanto insulso en el que doña Laura está intentando transmitir calor humano sin terminar de lograrlo del todo. Para otros, la única vía posible para enfrentar una campaña que es contra el partido, contra la candidata y contra las dos principales figuras del gobierno, que por cierto, están en estos días totalmente fuera del foco…