Enviar
Próxima semana, durante gira por Europa
Ingreso a la OCDE, buscará Chinchilla

Atracción de inversión, promover la firma del acuerdo con la UE y cita con el Papa, entre principales objetivos

El domingo la presidenta Laura Chinchilla abordará un avión con destino a Europa, la intención del viaje: promover la incursión de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Organo que en el pasado incluyó al país en la lista gris de paraísos fiscales.
Aunado a ello, la mandataria buscará que más empresas inviertan en suelo nacional, promover la firma del acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE) y sostener un encuentro con el Papa, en el Vaticano, entre otras cosas.
En cuanto al ingreso a la OCDE, si bien la gira por el Viejo Continente concluirá sin traer la membresía de ingreso, Chinchilla brindará dos charlas ante los miembros de ese organismo en aras de que en un futuro cercano acepte la incorporación del país.
Aval que ocurriría antes de que finalice la actual administración, tomando en cuenta que primero Costa Rica debe ser observador de varios comités a lo interno de la organización, suscribir ciertos acuerdos y que los 34 estados integrantes den el visto bueno.
La inclusión de Costa Rica es promovida principalmente por Estados Unidos, Canadá, México, Chile, Francia y España.
A juicio de Anabel González, ministra de Comercio Exterior, la incorporación a la OCDE podría ser más importante que obtener un grado de inversión por parte de una calificadora internacional, en lo que a atracción de inversión extranjera directa se refiere.
Formar parte de esta organización le costaría al país al menos $100 mil anuales.
En cuanto a la captación de inversionistas, Chinchilla sostendrá encuentros con empresas de la industria manufacturera avanzada, automotriz, aeroespacial y de ciencias de la vida, tanto en Italia como en Francia y Alemania, naciones que visitará.
Además, en Alemania la mandataria promoverá la firma del Acuerdo con la UE, el cual terminó de negociarse desde mayo de 2010, pero que a la fecha no se ha suscrito, entre otras razones, por las dificultades para traducir el texto a los idiomas oficiales de los miembros de la comunidad europea.
Mientras, en Italia la Presidenta sostendrá una reunión con el papa Benedicto XVI, en la cual no hay certeza si conversarán sobre el concordato que actualmente se negocia con la Iglesia católica.
En dicha nación también se reunirá con representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.
La gira concluirá el miércoles 30 de mayo, en Suiza, luego de que la mandataria se reúna con Juan Somavia, director de la Organización Internacional del Trabajo y brinde una charla.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios