Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Infraestructura resiente cambios en jerarquía del MOPT

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 13 junio, 2017

Tras darse a conocer la denuncia en su contra, Carlos Villalta, exministro del MOPT, prefirió hacerse a un lado y aceptar el llamado del mandatario para que renunciara y así atendiera sus problemas personales. Archivo/La República


Los constantes cambios en la jerarquía del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) afectan la ejecución de los grandes proyectos de infraestructura que necesita el país.

En los últimos ocho años, se ha nombrado a seis jerarcas para atender una de las carteras más complejas del Gobierno, no solo por la maraña institucional que acompaña al puesto, sino por los grandes intereses económicos que rodean a los millonarios proyectos. 

Lea más: Ministro de Obras Públicas: “Acepto renuncia para dedicarme a un asunto personal y doloroso”

Paralelamente, cada cambio trae implícita una modificación en la visión del MOPT.

Ayer, le correspondió el turno a Carlos Villalta, quien dejó la institución por un supuesto acto de violencia doméstica.

A su salida, también se sumó la de Guiselle Alfaro, viceministra de Infraestructura, quien renunció ayer por razones personales dejando el Ministerio acéfalo.

“Los cambios en la jerarquía del MOPT tienen un impacto directo en las políticas públicas en este sector. Con este ritmo estamos teniendo un jerarca cada 1,3 años, mientras que los proyectos duran mucho más. Cada vez que hay una modificación en la jerarquía, no debería haber un cambio de visión, pero eso también se da. Se requiere alguien con liderazgo y conocimiento que tome las riendas”, dijo Rodolfo Méndez Mata, extitular de infraestructura en el gobierno de Miguel Ángel Rodríguez. 

Lea más: Obras de infraestructura quedarán a medias

Por su parte, la Cámara Costarricense de la Construcción aseveró que los cambios en el MOPT “no deben significar  un obstáculo adicional para los proyectos de infraestructura y desarrollo que tanto necesita el país”.


“La Cámara está convencida de que el desarrollo del país no reside necesariamente en los nombres de los funcionarios públicos, sino en la voluntad de hacer las cosas, y en la buena gestión y planificación de las obras que nos permitan salir del empantanamiento que tanto retraso causa en los proyectos”, indica la Cámara.


Mientras tanto, los ciudadanos y las empresas se ven afectadas por un crecimiento de los embotellamientos que afectan la calidad de vida y cuestan unos $500 millones al año, según el Estado de la Nación.

El proyecto de Circunvalación Norte, la ampliación de la carretera Florencio del Castillo, la puesta en ejecución del fideicomiso de la vía a San Ramón y la construcción de la ruta 32, son algunas de las grandes iniciativas que Villalta deja sin completar.


Asimismo, el exministro deja en las arcas del Estado más de $2 mil millones en préstamos que no ha podido invertir, sin importar las grandes carencias en infraestructura que afectan la competitividad del país.

Entre las obras que logró concluir Villalta destacan el arreglo del puente de “la platina” —ahora conocido como Alfredo González Flores—, además del puente Yolanda Oreamuno, la nueva carretera a San Carlos y el corredor vial entre Chilamate y Vuelta Kooper, que están prácticamente terminados.

Mientras tanto, el analista Claudio Alpízar se refirió a la dificultad para Solís de buscar un reemplazo para Villalta a estas alturas del Gobierno.

“Lo más difícil para Solís Rivera es la sustitución de quienes se van, arrancó su gestión sin ‘banca’, inclusive le costó armar a sus ‘titulares’; y a un año de terminar pocos tendrán interés en asumir un Ministerio, así que los viceministros serán quienes continúen subsanando la necesidad de suplencias”, agregó Alpízar.
 

 

NOTAS RELACIONADAS


Mayoría de candidatos se opone a que ICE construya carreteras y puentes

Miércoles 07 junio, 2017

Aunque ningún candidato presidencial pone en entredicho la capacidad de gestión ...