Inflación de Reino Unido sube antes de reunión crucial por tasas
Enviar

La economía del Reino Unido creció más de lo pronosticado en el tercer trimestre, lo cual puede llegar a impulsar rumores de que el Banco de Inglaterra está a punto de elevar las tasas de interés por primera vez en una década.

El producto interno bruto creció 0,4% en estos tres meses, superando el pronóstico de 0,3% de los analistas. Los servicios avanzaron 0,4%, la producción industrial subió 1% al tiempo que la construcción se contrajo más que nunca en cinco años.

El informe contiene los últimos grandes datos concretos que recibirán los funcionarios del Banco de Inglaterra sobre el estado de la economía antes de su reunión crucial de la semana próxima. En tanto la inflación se halla en su nivel máximo en más de cinco años, el gobernador Mark Carney ha dicho que será necesario ajustar en un plazo de meses, y los economistas y operadores suponen que el banco subirá los costos de endeudamiento en noviembre.

Si bien el último trimestre fue mejor de lo esperado, el crecimiento todavía avanza a un ritmo más flojo que en 2016. Es más bajo también que cuando el Banco de Inglaterra elevó las tasas de interés en el pasado, pero los argumentos de Carney a favor de un aumento se centran principalmente en la erosión de la capacidad ociosa.

Algunos han advertido que un aumento podría ser un error de política considerando el crecimiento relativamente débil del Reino Unido y el hecho de que la incertidumbre relacionada con el Brexit empaña las perspectivas. También aducen que la inflación está siendo impulsada por una libra más débil, no generada localmente.

Pero en la evaluación de Carney, el Brexit trabó el crecimiento potencial del Reino Unido, bajando el nivel de expansión que puede alcanzar la economía sin recalentarse.

Los operadores calculan ahora un 80% de probabilidades de un aumento de la tasa del Banco de Inglaterra a partir de 0,25% la semana próxima, aunque recientes comentarios de algunos funcionarios de la entidad sugieren que todavía no hay una decisión cierta.

Sobre una base anualizada, comparable con datos estadounidenses, la economía del Reino Unido creció 1,6% en el tercer trimestre, dijo en la publicación la Oficina Nacional de Estadística este miércoles. Las cifras constituyen la primera estimación y se basan en un 44% de los datos que estarán disponibles ulteriormente.

El crecimiento tibio en el primer semestre del año dejó al Reino Unido como el último orejón del tarro en la tendencia global ascendente. Si bien el FMI elevó sus predicciones para casi todas las economías avanzadas este mes, la perspectiva para el Reino Unido se mantuvo sin cambios. A 1,7% este año y 1,5% en 2018, este crecerá solo la mitad del promedio mundial.


Ver comentarios