Foto 1
El crecimiento tibio en el primer semestre del año dejó al Reino Unido como el último orejón del tarro en la tendencia global ascendente. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios