May y Macron difieren sobre Brexit en su primera reunión
Emmanuel Macron pudo encantar a la Primera Ministra para que suavizara su dura actitud en relación al Brexit. Bloomberg/La República
Enviar

Él hizo su mejor esfuerzo, le habló en su idioma nativo, el inglés, y le ofreció su sincero apoyo a Theresa May en la lucha contra el terrorismo después del ataque del lunes en Mánchester.

Pero ni siquiera Emmanuel Macron, el nuevo predilecto del G-7, pudo encantar a la Primera Ministra para que suavizara su dura actitud en relación al Brexit.

La inminente ruptura del Reino Unido con la Unión Europea fue un punto de tensión con Francia cuando los dos líderes se reunieron por primera vez desde la victoria electoral de Macron, en un antiguo monasterio del siglo XV en la histórica ciudad de Taormina, en Sicilia.

"El Reino Unido y Francia siempre han tenido una larga y profunda relación y hay mucho que podemos hacer juntos", dijo May a Macron frente a los periodistas al comienzo de su reunión. Con la prensa fuera de la sala, May dijo que quiere discusiones simultáneas sobre los términos de la salida del Reino Unido y un nuevo acuerdo de libre comercio con el bloque.

Las primeras conversaciones deberían incluir el destino de 3 millones de ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido y definir la dimensión de cualquier proyecto de ley de salida que el país va a pagar, dijo May, según un informe de su oficina.

En su discurso de apertura frente a los medios de comunicación, Macron externó que estaba muy feliz de tener la oportunidad de charlar con May, porque los lazos entre el Reino Unido y Francia afectan a cientos de miles de personas que viven en su país.

Pero lejos de las cámaras de televisión, el nuevo Presidente cumplió su promesa de priorizar la unidad de la UE en tanto el Reino Unido se separa. Macron se mantuvo en la posición acordada entre los 27 estados miembros restantes de que el Reino Unido no podrá definir los temas relacionados con el comercio hasta que primero acceda a liquidar sus obligaciones, incluida la factura de salida, según un funcionario francés.


Ver comentarios