Industriales en contra de que Recope entre en negocio de gas natural y de cocina
Enviar

La Cámara de Industrias (CICR) manifestó su oposición a un proyecto que pretende reformar la ley que regula la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), para que amplíe su ámbito de acción a la distribución de otros combustibles no derivados del petróleo.

De esta forma Recope podría comercializar gas natural y biocombustibles, así como gas licuado de petróleo (GLP, conocido como gas de cocina).

La principal razón para oponerse es que Recope es un monopolio y la distribución de los otros combustibles puede ser hecha de forma más efectiva por la empresa privada, según Enrique Egloff, presidente de la CICR.

“Recope no tiene la capacidad, la experiencia, los recursos ni la factibilidad legal para encargarse de la distribución de combustibles no derivados del petróleo”, agregó el líder empresarial.

Para Egloff, en lugar de ampliar el monopolio de Recope, lo más conveniente es abrir el mercado para importar, refinar y distribuir derivados del petróleo.

Asimismo, la Cámara añade entre sus argumentos que modificar la ley de Recope significaría violar el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, pues este solo contempla un monopolio de productos derivados del petróleo.

La modificación de este estatus supondría un cambio en las condiciones del tratado y el ambiente de negocios.

“La modificación de la ley de Recope no solo requiere la aprobación por dos tercios de los diputados, sino que requeriría la renegociación del TLC con Estados Unidos, República Dominicana y los demás países centroamericanos por tratarse de un acuerdo multilateral”, explicó Egloff.

El jerarca también agregó que la entrada de Recope en el mercado del gas de cocina no se traduciría necesariamente en menores precios para los usuarios.


Ver comentarios