Ticos pagaron ¢300 mil millones en impuesto al combustible
Enviar

Los costarricenses aportaron ¢300 mil millones por impuesto a los combustibles durante los primeros siete meses del año, un 8,5% más que en el mismo periodo de 2016.

La cifra lo convierte en el tercer gravamen que más recauda, superando a varios “importantes”, como el de la renta a las personas físicas,  o el de consumo, e incluso a las importaciones.

En lo que va del año se vendieron casi 2 mil millones de litros de combustible, de los que el 37% fue diésel, el 19% regular y un 19% súper.  El resto corresponde a otros hidrocarburos.

Por cada litro de gasolina súper que paga en la bomba, Hacienda se queda con ¢249, el 43% del precio, es decir que por cada ¢10 mil que carga de combustible, ¢4,3 mil se los deja el fisco.

Si usted compra combustible regular, le deja al Estado ¢238 por cada litro, y si se trata de diésel, la “comisión” baja a ¢140 por litro.

El impuesto a los combustibles no solo se alimenta de lo que carga en la bomba, sino que también se aplica al gas, las naftas pesadas, combustible de avión y al asfalto, los cuales representan el 25% de las ventas de Recope.

 

Ver comentarios