Incansables guerreros
El gran trabajo grupal de Warriors se vio reflejado en la gran actuación de Jarret Jack, quien superó en esta acción a Tim Duncan (atrás).Garret Ellwood-AFP/La República
Enviar

Incansables guerreros

Los Warriors derrotaron a los Spurs y emparejaron semis del Oeste a dos

A base de ímpetu, mucho espíritu y un gran trabajo grupal, los Warriors de Golden State vinieron de atrás en su campo para derrotar por 97-87 a los Spurs de San Antonio y poner 2-2 su serie por la Conferencia del Oeste.

201305122327590.a66.jpg
Muchos dudaban si los golpes anímicos que han sufrido los de Oakland durante esta serie serían definitivos para una joven plantilla que solo tiene dos jugadores sobre los 30 años, ante tal vez el equipo con más espuela en toda la liga y además con su estrella Stephen Curry atravesando dificultades físicas.
Warriors dejó de depender un poco de Curry y sacó un partido que fue toda una montaña rusa emocional. En su casa, con la presión de su afición, perder un segundo partido consecutivo, luego de la derrota del viernes hubiera sido casi su tumba.
La aparición grupal, con Harrison Barnes con 26 puntos y 10 rebotes, más los 24 tantos de Jarrett Jack desde la banca, sumados a los 18 rebotes del pivote australiano Andrew Bogut, balancearon la cuota anotadora del equipo dirigido por Mark Jackson.
Ya el peso no cayó sobre Curry que se fue con 22 puntos, seis rebotes, cuatro asistencias y una magistral actuación con una lesión de tobillo incluida.
“De nuevo se vio el mismo espíritu de equipo que se respira en ese vestuario, el que se rehúsa a rendirse”, indicó Jackson tras el partido, en una serie en que algunos los pintaron como víctimas debido al plantel y experiencia de su rival.
En el lado de los de San Antonio, el argentino Manu Ginobilli fue su mejor anotador con 21 puntos y la mitad de sus tiros anotados. A ellos se le suman los 19 tantos y 15 rebotes de Tim Duncan y otros 17 puntos de Tony Parker.
Spurs como pocas ocasiones dejó ir un partido que tenía a tiro para ganar. Los texanos en los últimos 9:40 minutos de juego (contando un tiempo extra) anotaron siete puntos contra 25 de los Warriors.
La ventaja fue más notoria en el tiempo extra, luego que el juego acabara a 84 en tiempo regular. Durante ese periodo, el marcador fue 13-3. Al equipo de Greg Popovich le tomó casi cuatro minutos anotar el único triple que sumó al marcador, lo que fue su lápida.
Por otra parte, el sábado fue una jornada de sorpresas en ambas conferencias tras sendas derrotas de los favoritos. Los Knicks de Nueva York cayeron 82 a 71 ante los Pacers de Indiana y el Thunder de Oklahoma City también cayó ante los Grizzlies de Memphis 87 a 81.

Sergio Alvarado
Para La República
 


Ver comentarios