Impresión 3D para todas las empresas
"Actualmente incluso una impresora de $300 puede ser suficiente para aumentar la capacidad de nuestras empresas de desarrollar nuevos productos", dijo Tomás de Camino, presidente de la Asociación Gestores de Innovación. Archivo/La República.
Enviar

La impresión 3D consiste en imprimir un objeto tridimensional en materiales como plástico, resinas o metal, a partir de un diseño digital de un objeto en tres dimensiones.  Las impresoras más populares, derriten un filamento de algún tipo de plástico, y depositan este material capa por capa.

Estas impresoras han evolucionado a través de los años y han pasado de ser una máquina (de millones de dólares) que sólo industrias grandes como las de aeronáutica y automotriz podían utilizar, a una máquina (de mil dólares o menos) que cualquier industria pequeña o mediana puede tener como parte de sus herramientas de ideación, diseño y manufactura.

Una impresora 3D de inyección de plástico, puede tener una resolución de hasta 100 o 70  micras , lo cual la hace suficiente para la mayoría de aplicaciones, por lo cual no son necesarias máquinas más sofisticadas ni de mejor resolución.  Actualmente incluso una impresora de $300 puede ser suficiente para aumentar la capacidad de nuestras empresas de desarrollar nuevos productos, o incluso puede ser utilizada como herramienta de fabricación y manufactura a escalas pequeñas y medianas. 

¿Cómo imprimir en 3D?

Para imprimir en 3D se necesita un diseño en 3 dimensiones, y luego se envía a la impresora en un formato de archivo particular.  Más específicamente:

1. Se crea un diseño 3D.  Para esto se utilizan programas que se les llama CAD (Computer Aided Design). Hay varios y acá no me voy a meter en eso, sin embargo uno de los más sencillos, grátis y en línea es Tinkercad.com, yo personalmente utilizo este para hacer diseños rápidos, y es muy práctico para aquellos que no sepan nada de software 3D.  En el mismo sitio web hay un tutorial bastante sencillo.

2. El diseño 3D. Se graba o exporta en un formato de archivo que se le llama STL (Standard Tesselation Language). Este tipo de archivo es tan común en diseños 3D como el docx para Word, o el xlsx para Excel.  Incluso el MAC OSX y el windows ya reconocen este archivo y puede visualizarlos así como visualizamos fotos y documentos.  También les recomiendo visitar sitios como thinigverse.com, donde la gente publica diseños listos para imprimir, y donde pueden conseguir muchas cosas, desde lo curioso hasta la útil.

3. Si va a enviar a imprimir a algún lugar que vende servicios de impresión 3D,  el archivo STL es suficiente.  Si usted tiene su propia impresora entonces el archivo lo abre con el software que controla la impresora. En el caso de las que tengo yo (que salen en el video), se utiliza Cura que es gratis.  Esto es muy similar a lo que era la impresión de inyección de tinta o láser, donde imprimir un archivo se realiza a través de algún software intermedio.

4. Se definen algunos parámetros como resolución, densidad del objeto a imprimir, tipo de plástico, etc.

5. ¡Listo! Se envía a impresión.  Las impresiones 3D son lentas y podrían tomar hasta 40 horas en piezas grandes y complejas.  Una pieza normal puede durar un par de horas en imprimir.

Manufactura 3D

La importancia de la impresora 3D, radica en el hecho que se puede “probar” un objeto físico, antes de iniciar su fabricación a gran escala.  Se puede diseñar, imprimir, probar, cambiar el diseño y volver a imprimir, volver a probar.... Esto se puede hacer muy rápidamente, cosa que antes de la existencia de la impresión 3D de escritorio, tomaba mucho tiempo y dinero, tanto así que difícilmente una pequeña empresa podría desarrollar productos o diseños de manera ágil y económicamente rentable.

Incluso ya existen empresas como Voodoo Manufacturing,  que venden manufactura de productos de plástico, a partir de cientos de impresoras 3D (sólo un poco más grandes que las que muestro en el vídeo).  Esta posibilidad es importante para un país pequeño como Costa Rica, donde perfectamente se podría hacer manufactura a partir de múltiples impresoras 3D de deposición de plástico.

¿Qué puede hacer mi empresa en 3D?

Acá les doy una pequeña lista de posibilidades con ejemplos (varios acá mismo en Costa Rica) de los usos de impresión 3D que pueden ser importantes para la pequeña y mediana empresa:

1. Construir ideas de productos nuevos

2. Desarrollar diferentes tipos de envases o empaques

3. Construir adaptadores para modificar máquinas

4. Construir y reemplazar piezas de máquinas

5. Producción de piezas de plástico

6. Construir repuestos de aparatos nuevos o viejos

7. Construcción de instrumentos científico-técnicos

8. Construcción y diseño de robots o máquinas

9. Construcción de artefactos (props) de publicidad

Muchas de estas aplicaciones ya existen en Costa Rica, por ejemplo la empresa GoPass que prototipa y desarrolla sus productos con impresión 3D, o la organización Proyecto Oportunidad que fabrica prótesis a partir de impresión 3D, o incluso las esculturas humanas tamaño real,  del Museo Nacional de Costa Rica, fueron elaboradas con impresión 3D, acá mismo en Costa Rica.

Si ustedes quieren primero explorar los posibles usos antes de adquirir una impresora, en Costa Rica existen varios lugares donde pueden experimentar, El FabLab de la Universidad Veritas, Katrare de la UNED, y la Inventoría de la Universidad Lead.  En cualquiera de estos lugares se brinda tanto cursos de capacitación como servicios de impresión 3D, ¡así que, ya no hay más excusas para no imprimir en 3D!

Tomás de Camino Beck, Ph.D.

Co-Director

Fundación Costa Rica para la Innovación

[email protected]

4001-6579

 

Ver comentarios