Enviar
Sábado 8 Marzo, 2014

Es el empoderamiento de las mujeres y las niñas, así como la igualdad de géneros, lo que desatará el pleno potencial de la mitad de la población mundial


¡Igualdad para mujeres es progreso para todo

Hoy celebramos el Día Internacional de la Mujer, y el lema de este año es “Igualdad para mujeres es progreso para todos”.
“Los derechos de la mujer son derechos humanos” fue la famosa declaración de la Cuarta Conferencia Mundial sobre Mujeres en Pekín en 1995.
Desde entonces, hubo progresos, muchas leyes discriminatorias han sido derogadas, se ha establecido un sistema de derechos humanos coherente y se han acordado políticas y estrategias internacionales para potenciar el estatus de las mujeres.
No obstante estos esfuerzos internacionales, persisten en el mundo disparidades de género y discriminación, incluyendo violencia contra mujeres y niñas. Esto no es solo un sufrimiento humano terrible, sino también un grave obstáculo para el desarrollo sustentable y el crecimiento económico.
Muchas veces se les niegan los derechos humanos a mujeres y niñas. En el mundo, la probabilidad de ser analfabeto es del doble para mujeres. Mujeres y niñas son más vulnerables a ser víctimas de la trata de blancas. 14 millones de niñas son casadas cada año y expuestas a violencias sexuales y embarazos precoces, y privadas de educación. Más de medio millón de mujeres siguen falleciendo cada año por causas ligadas al embarazo y al parto. La violencia de género mata o discapacita a tantas mujeres de entre 15 y 44 años, como el cáncer.
Y muchas veces, los autores quedan impunes. Estas son violaciones de los derechos humanos que simplemente no podemos tolerar.
La promoción de los derechos humanos en general, y de los derechos de la mujer en particular, es una prioridad tanto de la política interna como de la política exterior de Suiza.
El Gobierno de Suiza está convencido de que el desarrollo sustentable y el crecimiento económico solo pueden alcanzarse, si las mujeres y las niñas tienen derechos iguales, libertad y dignidad, educándolas y dándoles confianza y autoestima, y dejándolas decidir libremente sobre la vida que quieren escoger.
Además, es el empoderamiento de las mujeres y las niñas, así como la igualdad de géneros, lo que desatará el pleno potencial de la mitad de la población mundial.
Mirando hacia adelante, mujeres y hombres tienen que continuar trabajando juntos para lograr la total igualdad de géneros, ya que beneficia tanto a la economía como a la sociedad en su conjunto. Igualdad para las mujeres corresponde a progreso para todos.
El Día Internacional de la Mujer es un momento para reflexionar sobre el progreso ya alcanzado y para celebrar las acciones de estas mujeres y estos hombres quienes, codo a codo, trabajan para eliminar la discriminación contra la mujer.
¡Les deseo un Feliz Día de la Mujer a las mujeres y a los hombres, niñas y niños costarricenses que se empeñan en lograr la igualdad de derechos, la libertad de elección para las mujeres y las niñas, y una igualdad completa de géneros!

Didier Burkhalter

Presidente Confederación Suiza
Presidente (2014) Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa