Identifique los hábitos que le roban dinero
Enviar

Tener un adecuado manejo de las finanzas personales ahorraría muchos dolores de cabeza en los costarricenses, sin embargo, hay hábitos que podrían estarle robando el dinero.

Estos son algunos de esos factores:

No saber decir “no”. Este es un problema de límites personales, que no solo le roban dinero sino que se traslada a otras áreas de la vida.

Sucumbir a los antojos. Aunque sea un gusto merecido, estos “gastos hormiga” afectan el bolsillo, ya que normalmente no se registran. Adicionalmente, comer fuera continuamente, aumenta las probabilidades ganar peso y desequilibrar la buena alimentación.

Tomar como personales los gustos ajenos. Comprar todo lo que el otro tiene e invertir para no sentirse “fuera del grupo” no es solamente una mala decisión financiera, sino, que agrega estrés al día a día. 

Pagos mínimos a la tarjeta de crédito. El pago mínimo únicamente cubre gastos administrativos de la entidad financiera. Se considera una manera rápida y eficaz de endeudarse ya que no se aporta al capital utilizado. Las tarjetas de crédito no deben verse como una extensión del salario y deben usarse para compras presupuestadas y no emocionales.

Empeñar para financiarse. Las tasas de interés suelen ser tan altas que usualmente los artículos no son recuperables, lo que vuelve la situación en un círculo vicioso de endeudamiento.

Hacer de las compras una terapia. Si cada vez que usted tiene un mal día considera que merece comprar algo, hay un tema de emociones que debe mejorar. Pruebe otras actividades de bajo costo pero alto impacto positivo.

Decir constantemente que no se tiene dinero. Los malos pensamientos generan malas acciones. Cuando nos quejamos constantemente de nuestra situación económica disminuimos la energía y la fuerza que podemos dedicar a actividades más productivas que nos generen bienestar.

“Identificar estos pequeños ladrones le permitirán llevar un año con mejores propósitos financieros y manejar su dinero como siempre ha querido”, explicó María Fernanda Torres, promotora social de Coopecaja. 



Ver comentarios