ICE pretende instalar 17 electrolineras para autos eléctricos
“Para masificar esto, hay que perder el miedo y crear la infraestructura necesaria. De esta forma se empieza a dar credibilidad y confianza a los compradores”, asevera Rayner García, asesor en Tecnología, Innovación y Redes Eléctricas Inteligentes del ICE. Gerson Vargas/La República
Enviar

En el momento en que se apruebe la ley de incentivos para los autos eléctricos, el ICE deberá instalar unas 17 electrolineras a lo largo y ancho del país.

El objetivo es que haya una estación de recarga cada 80 kilómetros. lo cual permitiría a los usuarios de vehículos verdes visitar las playas, montañas o cualquier otro punto del país —en un viaje de ida y vuelta—, sin preocuparse por quedarse varado por falta de energía.

Cada centro de recarga tiene un costo superior a los $10 mil; sin embargo, la inversión sería mínima si se consideran los beneficios de masificar una flotilla vehicular ecoamigable, incluyendo la reducción de la huella ambiental y el posicionamiento de la marca ecológica del país.

En la actualidad, existen 13 estaciones de recarga y el Grupo ICE administra cuatro: dos de la CNFL y dos del Instituto; mientras que las restantes son producto de alianzas, cooperativas y empresas distribuidoras de electricidad, como Coopelesca y ESPH, además de otras privadas.

“Para masificar esto, hay que perder el miedo y crear la infraestructura necesaria. De esta forma se empieza a dar credibilidad y confianza. No se empieza a masificar de un momento a otro. En Costa Rica, instalar 17 electrolineras es racional, ya que se trata de un proceso evolutivo, donde poco a poco se van ir creando los beneficios y la infraestructura adecuada”, asevera Rayner García, asesor en Tecnología, Innovación y Redes Eléctricas Inteligentes del ICE.

Costa Rica registra una flota vehicular de 1,4 millones de automóviles y solo 300 unidades son completamente eléctricas; sin embargo, de acuerdo con los expertos, una vez que se aprueben beneficios, lo usual es que se dé un crecimiento acelerado en la cantidad de unidades, tal y como ha sucedido en varios países europeos.

García estima que para 2035 Costa Rica ya tendrá más de 100 mil autos completamente eléctricos circulando por el país.

Actualmente, el ICE tiene una capacidad instalada para darles soporte a 35 mil autos eléctricos, pero conforme vaya creciendo la demanda, el proveedor energético tendrá que tomar las previsiones del caso.

Un aspecto fundamental en el desarrollo de infraestructura e incentivos para autos verdes, es que en Costa Rica la mayor parte de la energía que se produce es renovable, principalmente de la fuente hídrica, por lo que no hay contaminación, a diferencia de Estados Unidos, China o Japón, que tienen una gran flotilla vehicular eléctrica, pero alimentada con energía sucia.

El proyecto que debaten los diputados establece hasta $18 mil en exoneraciones dependiendo del costo del automóvil, además de no pagar el marchamo durante cinco años y estar exento de la restricción vehicular y el pago de tributos para los repuestos, entre otros beneficios.

Sin embargo, aún no está claro qué pasará con la iniciativa, ya que el PAC presiona para que el plan solo cubra a los autos eléctricos, mientras que el PLN y el PUSC quieren que se dejen vigentes una serie de decretos que también dan ventajas a los híbridos enchufables y no enchufables.

 


Ventajas escalonadas


Los autos eléctricos gozarían de una serie de incentivos económicos, que no podrán sumar más de $18 mil (rango en miles de dólares y las exoneraciones en porcentaje).

Rango Exoneración ventas Exoneración consumo Exoneración aduanero
30* 100 100 100
30-45 50 75 100
45-60 0 50 100
Después 60 0 0 0

Fuente Proyecto de ley
*Hasta 30 mil

 
 

 

Ver comentarios