Hombres aprenderán nueva masculinidad desde los tres años
Eliminar las manifestaciones tóxicas de la masculinidad y empoderar a la mujer son algunos objetivos del programa educativo que pondrá en ejecución el MEP en todo el país, como parte de una declaratoria de emergencia. Shutterstock/La República
Enviar

Lograr que el país alcance una completa igualdad de género en el mediano plazo y que los índices de violencia doméstica se reduzcan, es el objetivo de una declaratoria de emergencia que prepara el gobierno de Carlos Alvarado.

Para ello, se implementará un programa educativo desde los tres años, para redefinir el rol del hombre y de la mujer.

Eliminar las manifestaciones tóxicas de la masculinidad y empoderar a la mujer serán ejes transversales.

“Las nuevas generaciones tienen que crecer con la convicción de que en nuestro país se respetan todos los derechos humanos y ese cambio cultural, para que sea factible, tiene que ir eliminando las manifestaciones más crudas de la masculinidad tóxica, lo cual solo se puede hacer a muy temprana edad, desde que los niños y las niñas tienen tres años”, dijo Patricia Mora, ministra de la Condición de la Mujer.

En estos momentos, el Ministerio de Educación tiene un programa piloto, que se estaría universalizando para todo el país.

El contenido educativo incluiría acciones para que las niñas no sean tímidas en relación con un hombre, sino que se desarrollen de manera equitativa de acuerdo con sus capacidades y no con sus roles.

Por otra parte, se pretende hacer hincapié en que no se puede invisibilizar más al género femenino en el lenguaje, ya que hoy día, sin darnos cuenta, la sociedad habla solo en términos masculinos.

Como la redefinición del rol masculino se vislumbra a largo plazo, la declaratoria de emergencia también incluye otras acciones a corto y mediano plazo, para así atender la violencia doméstica y el femicidio.

Y no es para menos, ya que en los primeros seis meses del año, el país reporta 11 mujeres asesinadas por sus parejas sentimentales, de acuerdo con el Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres.

Al finalizar el año pasado, se contabilizaron 26 femicidios.

En ese sentido, lograr la independencia económica de las mujeres en situación de vulnerabilidad es fundamental, para así romper con la dependencia con los agresores.

“Tenemos que buscar el origen del problema y lo que está en la raíz, son las desiguales oportunidades que las mujeres tenemos hacia el bienestar material, porque muchas no tienen un trabajo remunerado. Por eso, la declaratoria de emergencia incluye la participación del Inder, para que en algunas zonas se entreguen títulos de propiedad de la tierra a las mujeres”, agregó Mora.

Mientras tanto, la Defensoría de los Habitantes hizo un llamado al gobierno para detener la violencia de género, ya que las políticas puestas en práctica han resultado insuficientes.

Los femicidios en la última década se han mantenido en una cifra promedio por encima de los 20 anuales.

“A pesar de los esfuerzos que hacen el Estado y la sociedad civil este flagelo está lejos de ser erradicado. No podemos seguir culpabilizando a las víctimas. Ellas no buscaron su muerte, las asesinaron”, aseveró Juan Manuel Cordero, defensor adjunto.




Ver comentarios