Costa Rica registró 292 femicidios en los últimos diez años
Enviar

Costa Rica ha registrado 292 femicidios en el último decenio, es decir, en promedio 29 asesinatos por violencia de género por año, cifra que se ha mantenido en el último cuatrienio, con un promedio de 26 muertes anuales desde 2014.

El corte del Observatorio de Violencia de Género contra las Mujeres y Acceso a la Justicia es al 8 de febrero, pero en lo que va de 2018 ya se han registrado 12 muertes, cinco en los últimos diez días, lo que encendió las alarmas en el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu), entidad encargada de velar por los derechos y protección de este sector de la población.

“Hoy debemos estar de luto… hace muchos años no pasaba esto en nuestro país. Debemos hoy hacer una reflexión sobre lo que está pasando, porque las formas en que se ejerce violencia contra las mujeres tienen cada vez más ensañamiento”, dijo Alejandra Mora, ministra de la Condición de la Mujer.

Los casos de violencia basada en género, que incluyen también la doméstica y la verbal, se están traduciendo en asesinatos, al alcanzar 2018 casi la mitad del promedio de los últimos cuatro años apenas en marzo.

El Poder Judicial recibe en promedio 100 denuncias de violencia doméstica por cada 10 mil habitantes.

La tasa de denuncias a nivel nacional ante el Ministerio Público relacionadas con la Ley de Penalización contra las Mujeres, representa alrededor de 41 por cada 10 mil habitantes.

El incumplimiento de medidas de protección y el maltrato son las principales causas de denuncias apoyadas en la Ley de Penalización contra las Mujeres, de acuerdo con el Poder Judicial.

La agresión marcó un crecimiento paulatino, pasando del 27,3% de las denuncias en 2012 al 37% en 2016, mientras que el incumplimiento de medidas de protección osciló entre el 31% y 34% anual.

Por otra parte, entre 2010 y 2016 se recibieron 326.881 solicitudes de medidas de protección, un promedio de 132 por día, según datos del Ministerio Público.

Cabe destacar que el 8% del total de casos asociados a las leyes de penalización de la violencia contra las mujeres y violencia doméstica corresponde a mujeres menores de 19 años.

Un 60% de los informes sobre violencia intrafamiliar refleja la existencia de violencia psicológica, aquella donde se le degrada o controla las acciones y las decisiones a la persona violentada, por medio de la intimidación o amenaza, humillación u otras formas.

En tanto, en un 37% de los informes policiales entre 2014 y 2016, se reportó violencia física como la infracción a la Ley de Penalización contra las Mujeres.

Un 9% de las llamadas que entran al 9-1-1 provienen de personas que denuncian violencia intrafamiliar.

“Cada vez más, son mujeres jóvenes y perpetradores jóvenes, que además sufrían otras formas de violencia… muchas han tenido hijos antes de los 15 años y estuvieron ya imbuidas en una espiral de violencia”, explicó Mora.

El Inamu es la entidad encargada de prevenir y atender este tipo específico de violencia, como coordinadora del Sistema Nacional de Atención y Prevención de la Violencia Intrafamiliar y Violencia Contra las Mujeres.

Además, da seguimiento al Protocolo de Mujeres en Riesgo de Muerte, que debe ser aplicado por varias instituciones.

La Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres, define el femicidio, en su artículo 21, como “la muerte de una mujer que mantenga una relación de matrimonio, unión de hecho declarada o no con su perpetrador”.

Para efectos estadísticos, también se toma en cuenta lo suscrito en la Convención Belem do Pará, que lo define como la forma extrema, mortal, de la violencia contra las mujeres de todas las edades, considerando su género como factor de riesgo.



Ver comentarios