Hollywood aborda crisis financiera de 2008 como una tragicomedia
La versión cinematográfica del libro de Michael Lewis “The Big Short”, reúne a Christian Bale, Ryan Gosling y Brad Pitt, que interpretan a los protagonistas de la historia, que vieron venir la crisis y ganaron cientos de millones con inversiones complejas. Bloomberg/La República
Enviar

Hollywood está probando una nueva manera de que los cinéfilos se interesen por la crisis financiera de 2008, transformando el peor colapso del mercado desde la Gran Depresión en una tragicomedia.

La versión cinematográfica del libro de Michael Lewis “The Big Short”, reúne a Christian Bale, Ryan Gosling y Brad Pitt, algunos de los actores más populares de Hollywood, como marginales que vieron venir la crisis y ganaron cientos de millones de dólares con inversiones complejas.
La película de Paramount Pictures que se estrenó el viernes en un lanzamiento limitado, ya compite por los premios de la industria y podría producir $75 millones de recaudación durante su permanencia en las salas norteamericanas, según la firma investigadora ExhibitorRelations Co.


Esto convertiría a la película en una de las más grandes de la historia sobre los mercados financieros.
Transcurrido casi una década desde que el estallido de la burbuja inmobiliaria llevó a la quiebra de Bear Stearns y Lehman Brothers, ha habido algunos intentos de llevar la crisis a la pantalla grande.
“The Big Short” se sirve de la comedia para explicar sucesos del mercado financiero que costaron millones de empleos e hicieron caer la economía más grande del mundo.
El famoso chef Anthony Bourdain aparece en una entrevista recortada comparando la titulización con filetes de pescado sin vender que terminan en un guiso.
“En realidad no hubo tantos intentos, especialmente en vena cómica, es algo refrescante para ver”, dijo Jeff Bock, analista sénior de taquilla en ExhibitorRelations. “Creo que el público responderá. Podría ser un éxito considerable para Paramount”.
“The Big Short” cuenta la historia de unos inversores que creen que el mercado inmobiliario estadounidense está a punto de estrellarse y tratan de aprovechar esa circunstancia.
Para los realizadores, el desafío era explicar de qué manera mercados opacos e instrumentos financieros complejos ocultaban una especulación excesiva en los bienes raíces y las hipotecas.
La película dirigida por Adam McKay, entre cuyas realizaciones figuran “Anchorman” y “TalladegaNights”. Trabajos anteriores de Lewis, columnista de Bloomberg View, incluyen “TheBlindSide” y “Moneyball” que también fueron llevados al cine.
“La cuestión eran las cualidades de estos individuos que los llevaban a hacer apuestas inteligentes, eso me interesó”, dijo Lewis en una entrevista de Bloomberg en octubre.
 


Ver comentarios