Enviar
Histórico y justo

Contra todos los pronósticos Raikkonen ganó el Mundial de F1

Daniel Chacón
Para La República

El autódromo de Interlagos, Brasil, sirvió de escenario para un final de la Fórmula Uno que nadie imaginó: Kimi Raikkonen de Ferrari ganó el título por virtud propia.
La salida la lideró su coequipero, el brasileño Felipe Massa, y mientras el líder y el sublíder, Lewis Hamilton y Fernando Alonso, ambos de McLaren, se preocupaban el uno por el otro, descuidaron a los Ferrari y estos a la postre les ganaron.
Una vez más el inglés Hamilton pagó caro su novatada, y se salió del circuito en la primera vuelta.
Todos sacaron la calculadora; Alonso con el tercer lugar era tricampeón… mientras Raikkonen se mantuviera segundo. Los Ferrari tenían su ritmo, iban juntos, los McLaren combatían entre sí.
La estrategia decisiva entró en juego cuando se cumplían tres cuartos de la competencia; Massa hizo primero la segunda parada obligatoria en pits, pero dejó que Raikkonen saliera antes y entonces se dedicó a protegerlo de los embates de Alonso.
Así, Massa fue el artífice de la espectacular remontada de Raikkonen, que arrancó la carrera con 100 puntos, siete menos que Hamilton y tres menos que Alonso, pero que terminó en lo más alto del podio.
“En algunas fases del campeonato no hemos estado en una buena posición, pero siempre hemos tenido fe en nuestras posibilidades de recuperación”, aseveró Raikkonen al recibir el título.
Para McLaren-Mercedes Benz, este es un año para olvidar, pálido, deslucido. La novela entre sus dos pilotos quebró la química de equipo, punto a favor de Ferrari. Lo mejor de McLaren fue descubrir a Lewis Hamilton, quien cerró la carrera sétimo, luego de caer al puesto 18, último de la carrera tras el desastre del primer giro. La competencia del británico se puede catalogar de “kamikaze”, llevó el manejo al límite exponiéndose a quedar fuera en cualquier momento, aunque igual no tenía nada que perder.
Ojo, queda pendiente por resolver una irregularidad en los autos BMW y Williams, pues si alguno de ellos fuera excluido, como terminaron por delante de Hamilton el británico sumaría los puntos necesarios para campeonizar. Así que el sufrimiento de la Fórmula Uno se mantendrá en vilo hasta que se dé el resultado de esta apelación.

Pie de foto
AP/La República
El Ferrari de Kimi Raikkonen lleva la delantera y detrás suyo va el McLaren conducido por Lewis Hamilton; la supremacía de las máquinas italianas se impuso en una epopéyica temporada de la F-1.



Decepción

Lewis Hamilton
“Llegué a la carrera pensando: pase lo que pase, ha sido un año fenomenal. Quién iba a pensar que iba a llegar a la última carrera como líder del campeonato. Quizás con un poco de suerte podría haberlo logrado. Pero ha sido una bonita sensación haber estado en esa situación”, sentenció el novato.

Fernando Alonso
“Yo seguramente perdí el campeonato en otras carreras, quizás en Hungría, en Japón, en Canadá... y siempre estás con esas cuentas que no sirven de nada. Al final el que hace más puntos en la última carrera se merece el campeonato y este 2007 ha sido Ferrari y Kimi Raikkonen”, sentenció el ahora ex campeón.



Posiciones

Tras la eliminación de McLaren del Mundial de Constructores por espionaje, Ferrari se adjudicó fácilmente esa clasificación. Incluso hay quienes opinan que Lewis Hamilton y Fernando Alonso también debieron ser eliminados, pues se vieron favorecidos por la ilegalidad, pero al final se hizo justicia con el título para Kimi Raikkonen.

Piloto País Puntos
1. Kimi Raikkonen Finlandia 110
2. Lewis Hamilton Inglaterra 109
3. Fernando Alonso España 109
4. Felipe Massa Brasil 94
5. Nick Heidfeld Alemania 61


Ver comentarios