Enviar
¡Hermoso y épico!
Cuatro horas 44 minutos
Schiavone y Kuznetsova jugaron el partido más largo en toda la historia del Abierto australiano

Tuvimos el privilegio, o la suerte de presenciarlo por ESPN en la madrugada del domingo.
Simple y llanamente, dramático
Desde luego que mi sangre me tiraba a la “Patecilla”.
¡Forza Francesca, forza!, empujaba desde el sofá de mi habitación, en un partido que parecía no terminaba nunca.
Como lo indica la información internacional, cada intercambio suponía un desahogo para ambas tenistas, sometidas a los cuidados de los médicos de pista. Cada vez más desgastadas y agarradas a la cancha. Ansiosas por el triunfo.
6-4, 1-6 y 16-14.
Schiavone salvó seis puntos de partido y firmó un triunfo épico sobre la potente rusa Svetlana Kuznetsova.
El último set del partido fue dramático, plagado de alternativas para ambas jugadoras. Antes de cerrar el enfrentamiento, Schiavone sacó dos veces para lograr el punto. Previamente, Kuznetsova dispuso de seis puntos de partido que su rival consiguió salvar.
¡Cuántos se quedaron sin uñas!
Tenis en su máxima expresión.
Con este triunfo, la italiana, campeona de Roland Garros en la temporada anterior, alcanzó por primera vez en su carrera los cuartos de final del Abierto de Australia, gracias a una exigencia admirable en un enfrentamiento que supuso un nuevo récord de duración con cuatro horas y 44 minutos de lucha.
Schiavone y Kuznetsova superaron el registro que el año pasado marcaron la checa Barbora Zahlavova y la rusa Regina Kulikova, (7-6, 6-7 y 6-3) después de cuatro horas y 19 minutos.
La italiana y la rusa realizaron 48 juegos. Uno menos que los disputados por la estadounidense Chanda Rubin y la española Arantxa Sánchez Vicario en 1996 (6-4, 2-6 y 16-14)
Schiavone fue un ejemplo de tenacidad y peleó duro y vibrante sobre una pista que no quería abandonar. Físicamente bien preparada, nunca dio un punto por perdido.
La derrota fue un mazazo para Kuznetsova, otrora animadora permanente de los torneos que pretende reencontrarse con tiempos mejores como los que le llevaron a los títulos del Abierto de Estados Unidos y Roland Garros.
En otros resultados de ayer, tres de las raquetas más reputadas del circuito, terna de aspirantes al éxito en el Melbourne Park, el suizo Roger Federer, el serbio Novak Djokovic y el checo Tomas Berdych, ejercieron una notable limpia de representantes del tenis español, a los que vetaron para los cuartos de final del Abierto de Australia en una jornada de récords.
Roger Federer sumó un récord más a su excelsa colección de méritos. Logró ante Tommy Robredo su vigésima sétima clasificación seguida para los cuartos de final de un Grand Slam e igualó la marca del estadounidense Jimmy Connors. Federer se dejó un set ante Robredo 6-3, 3-6, 6-3 y 6-2.
Novak Djokovic y Tomas Berdych dirimirán el otro duelo de cuartos en esa parte del cuadro masculino. Los españoles no pusieron en cuestión su condición de favoritos. Nicolás Almagro apenas hizo frente al serbio, con el que cayó por 6-3, 6-4 y 6-0 resignado a su inferioridad.
Berdych se encontró con más facilidades de las previstas en el duelo contra Fernando Verdasco (6-4, 6-2 y 6-3).
Por su parte, Stanislas Wawrinka arruinó las expectativas del estadounidense Andy Roddick, octavo favorito, al vencerlo por 6-3, 6-4 y 6-4 y programó un duelo suizo en los cuartos de final del primer Grand Slam de la temporada contra Roger Federer.
El torneo femenino vivió, mientras tanto, la eliminación de la rusa Maria Sharapova y la progresión de la danesa Caroline Wozniacki.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE

Ver comentarios