Enviar
Herediano pierde acciones
Empate fue un buen negocio para Pérez Zeledón que ahora tiene ventajas


En un inicio de semifinal de más cálculo que pasión, Pérez Zeledón compró un paquete de acciones que prometen darle dividendos el próximo domingo, cuando la serie ante Herediano tenga su desenlace en el Valle del General.
Entendámonos, no fue un partido que mantuvo a los aficionados al borde del colapso y con el rendimiento de los generaleños en la etapa complementaria dio la impresión de que éstos sencillamente tomaron la iniciativa, cuando lo quisieron.
Herediano se encontró un gol de camerino, de esos que abren cerrojos y aclaran los partidos; dudoso porque el pie en alto de Jorge Barbosa, en la jugada previa que rechazó Adrián de Lemos, parecía jugada peligrosa, pero lo cierto es que Enoc Pérez metió el botín y a Herediano se le puso el partido de frente, en bandeja de plata, pero los rojiamarillos fallaron a la cita.
A Herediano le faltó cabeza fría para manejar un resultado y un juego que debía ganar, para aprovechar la localía y para saber aprovechar su ventaja.
Roberto Mudarra, Juan Diego Monge y Luis Steward Pérez hicieron una muy buena labor llevando el peso en la media cancha y ofensiva de su equipo; no así Néstor Monge que no estuvo en su nivel y Héctor Sanabria que se mantuvo aislado porque su equipo no generó, en esta primera parte, mucho juego ofensivo. Si hay que decir que lo mejor de Monge fue un balazo de media distancia que obligó a un tapadón de Leonel Moreira, de lo mejor de esa noche.
Pérez supo amarrar a los florenses, José Carlos Cancela nunca tuvo panorama para su fútbol, José Miguel Cubero tampoco apareció y el equilibrio para los florenses lo logró la buena labor de Carlos Hernández.
Para la complementaria Pérez fue diferente. Odir Jacques realizó sus variantes y Mauricio Wright también, pero este último acertó desde la primera, cuando Ariel Rodríguez vino a darle empuje a su equipo, mientras del otro lado el ingreso de Diego Madrigal por Pérez , no sumó y hasta podríamos especular que restó, ya que por un error suyo, por entrar muy ansioso, provocó el gol del empate contra su equipo.
Peleaba una pelota Luis Steward Pérez por la banda, en el minuto 71, sin ningún peligro evidente, y Madrigal lo bajó innecesariamente; vino el cobro de Ariel, pésima marca en el corazón del área y testarazo de Roberto Wong para empatar el juego.
Herediano tiene la pasta y los jugadores para sacar la serie, pero Pérez Zeledón no pareciese para nada que vaya a jugar un papel de equipo chico que baja las orejas; los generaleños se sienten grandes y juegan como tales, por lo que en el Valle del General, a los de Odir, les costará mucho seguir de pie en este campeonato.

Luis Rojas
[email protected]







Ver comentarios