Martes 14 agosto 2018

Martes 14 agosto 2018

Logo Acción en Rusia

Logo Acción en Rusia

Herediano desnuda a la Selección

Gaetano Pandolfo   [email protected] |  Lunes 27 Noviembre, 2017


Entre el cúmulo de limitaciones tácticas y futbolísticas que mostró la Selección Nacional en su reciente y corta gira por Europa, la ausencia de Bryan Ruiz en la cintura del equipo le otorgó credenciales de "indispensable".

Óscar Ramírez no tiene, no cuenta o no "desea" tener un relevo para el motor de la Tricolor, aparte de que su rígido sistema de juego con un 5-4-1 le corta esas posibilidades.

En zona de máquinas que es donde se genera el fútbol ofensivo de un equipo, la Selección Nacional ubica a dos volantes centrales, más de marca y recuperadores (hoy Celso Borges y David Guzmán), un mediocampista mixto (Cristian Bolaños) y Ruiz.

Cuando nos sentamos un par de minutos a reflexionar, quién en la Tricolor puede suplir a su capitán, casi que paramos en seco.
Todo un dilema para el estratega del equipo.

Entonces le damos un repaso al Herediano, campeón nacional y líder invicto del Apertura en su fase de clasificación y notamos enorme diferencia en cuanto a la calidad de las piezas con las que cuenta Hernán Medford para jugar sus cartas.

La reserva del Team está repleta de comodines.

Cuando Herediano juega 5-3-2, para en su zona de gestación a Randall Azofeifa, Esteban Granados y Elías Aguilar.

Cuando pasa a un 4-4-2 agrega en su fábrica de hacer fútbol a José Sánchez o a Esteban Ramírez.

Pero además, se da el lujo en ocasiones de sentar a estos tres y jugar ciertos compromisos con Jimmy Marín y Aaron Cruz o los alterna.

La gran interrogante nace cuando nos preguntamos: ¿por qué, siendo todos estos futbolistas costarricenses, que podrían integrar la Selección Nacional para que su técnico no tenga tantas limitaciones en la zona, ninguno forma parte de ella?

¿Qué le impide a Óscar Ramírez contar con idéntica mano de obra que Hernán Medford?

La respuesta, que no es jamás excusa, podemos hallarla al repasar el planteamiento táctico tan riguroso que utiliza el "Macho", ese 5-4-1 del que es fanático obsesionado y el que le ha dado tantos éxitos resultadistas. Don Óscar fue campeón con la Liga y clasificó al Mundial, jugando así.

Soporta el chaparrón de críticas, suma el apoyo de sus patronos y de un sector de la prensa deportiva y en ese entorno bastante conflictivo se mueve.

Pesa también, para que el entrenador de la Tricolor no ordene variantes revolucionarias en su nómina, el aporte de los legionarios.

No es nada fácil a estas alturas del partido, eliminar del grupo a figuras como Cristian Bolaños, Johan Venegas, Joel Campbell y Rodney Wallace que son las que mayoritariamente transitan en esa zona donde se produce fútbol y llevar las caras florenses.

Para Hernán Medford no es complicado variar su sistema de juego y la composición de su equipo de un juego a otro. Su nómina y su reserva están repletas de "ases" y hacer un póker no es mayor dilema.

Para Óscar Ramírez, ni es tan simple, ni parece contar el técnico de Costa Rica, con las agallas suficientes de provocar un tumulto en su planilla y a siete meses del Mundial, asistir a Rusia 18, por lo menos con algunos de estos "ases" que tiene el Herediano en su nómina, para que la Selección Nacional también tenga más oportunidades de que la baraja de naipes se le acomode de mejor manera.

 

ZONA DE MÁQUINAS

Selección Nacional

Bryan Ruiz, Cristian Bolaños, Johan Venegas, Joel Campbell, Rodney Wallace, Osvaldo Rodríguez

Club Sport Herediano

Elías Aguilar, José Sánchez, Esteban Ramírez, Jimmy Marín, Aaron Cruz.