Haas un paso al frente
Bill Haas busca lo que su padre, Jay, nunca logró, ganar un Majors. Emmanuel Dunand-AFP/La República
Enviar

Haas un paso al frente

El estadounidense se colocó líder en solitario en la primera ronda del Masters

Una ronda de 68 golpes le permitió al estadounidense Bill Haas colocarse como líder solitario del Masters de Augusta tras la primera ronda.
Haas arrancó con un bogey a primera hora, lo que hacía pensar que no tendría una muy buena jornada; sin embargo, rápidamente se recuperó para escribir tres birdies (2, 4 y 7), que luego se unirían a dos más en el 13 y 14.
En el cierre Haas se complicó en el 17 con un bogey pero lo solucionó en la última bandera con otro birdie. Al final su ronda de 68 (cuatro bajo par) se convirtió en la mejor del día.
Bill busca hacer lo que su papá, Jay, nunca pudo, ganar un Grande.
“Creo que merece una mención con una carrera tan buena como la que tuvo”, dijo el líder sobre su papá, del que ahora deberá tomar todos los consejos para no cometer los mismos errores.
Detrás del puntero aparecen con un golpe más tres hombres, ellos sí saben lo que es ganar un Majors —y dos de ellos el actual—. Adam Scott, campeón defensor y que necesita acabar en la tercera casilla o mejor para subir al número uno del mundo.
El australiano sumó cinco birdies en su recorrido, pero en el hoyo 12, par tres, escribió un doble bogey.
“Fue una buena manera de terminar, no disparar 70”, mencionó Scott.
Con el mismo score está Bubba Watson, el ganador de la “Chaqueta Verde” de 2012, tuvo tres birdies.
Y el otro es Louis Oosthuizen con seis birdies y tres bogeys. El sudafricano no ha ganado en Augusta, pero sí tiene un Grand Slam en su bolsillo, el Campeonato de la PGA en 2010.
Por su parte, el norirlandés Rory McIlroy encabeza la lista de jugadores que acabaron con -1, tras una jornada de altas y bajas, que pudo ser mejor de no ser por ese bogey en el 18.
Mientras tanto, Augusta resultó ser un dolor de cabeza para Phil Mickelson y Ángel Cabrera.
El zurdo de San Diego, que le tocó el horario de la tarde, escribió 76 goles en su tarjeta (+4). Phil tropezó con un triple bogey en el 7, pero en el 10 con un gran putt que puso de pie al público volvió a meterse. En el 13 se encontró con otro birdie. Pero su día se oscureció con los bogeys del 14 y 15. Irá contra corriente Mickelson hoy en busca de recuperar camino y poder pasar el corte.
Todavía peor le fue al argentino Cabrera, quien hace un año perdió ante Scott en desempate, al cerrar con un 78.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios