¡Guillotina en Grandes Ligas!
Enviar

Ni siquiera clasificar a sus equipos a la postemporada les alcanzó a los pilotos de los Yankees de Nueva York, Medias Rojas de Boston y Nacionales de Washington, para mantenerse en sus puestos.

Joe Girardi, John Farrell y el veterano Dusty Baker fueron decapitados por la gerencia y propietarios de sus respectivos equipos y se unieron a esta verdadera orgía del verdugo, los “managers” de los Tigres de Detroit, Brad Ausmus, de los Mets de Nueva York, Terry Collins, y de los Filis de Filadelfia, Pete MacKanin.

Desde luego que la decapitación que más llamó la atención fue la de Girardi, el piloto de los Bombarderos del Bronx, quien dirigió la franquicia más popular del béisbol profesional por diez temporadas y lo hizo campeón mundial en 2009.

En esas diez campañas, Girardi tuvo marca de 910-710 y seis participaciones en postemporada, pero el “Gran Jefe” de la organización, Hal Steinbrenner no le perdonó la ausencia durante ocho temporadas en el Clásico de Otoño, esa serie usualmente dramática que hoy disputan los Dodgers de Los Angeles y los Astros de Houston.

Girardi, de 53 años, estuvo ligado a la organización neoyorquina desde 1996, primero como receptor con tres anillos de campeón, luego como comentarista de televisión y “coach” de banca de Joe Torre, antes de sustituirlo como piloto de la novena.

Se rumora que Girardi no se quedará muchos días sin empleo y puede que su exdiscípulo, Derek Jeter se lo lleve a trabajar a los Marlins de La Florida, del que el ícono de los rayados es hoy copropietario.

Lo cierto es que el papá de los tomates, Steinbrenner, consideró que hace falta otra mano para dirigir a ese puñado de jóvenes beisbolistas que sorprendieron al mundo del deporte rey al clasificar a la postemporada y se ganaron el calificativo de los “Baby Bombers”.

Habrá que esperar la próxima temporada, pero para varios analistas la decisión de quitar a Girardi puede resultar contraproducente para la química de un grupo muy joven, que veían en su “manager” al padre que los llevaría a subir un escalón más hacia la gloria, de la que estuvieron tan cerca contra todo pronóstico.

Curiosamente, los Yankees y sus archirrivales, Medias Rojas de Boston tendrán nuevos “managers” en 2018 y fue en 1991 la última vez que eso sucedió.

En aquel momento, Buck Showalter, hoy piloto de Baltimore tomó las riendas de los Yankees en lugar de Stump Merril y Joe Morgan fue reemplazado por Butch Hobson en Boston.

Ahora, mientras los Medias Rojas ya anunciaron el fichaje del puertorriqueño Alex Cora como su nuevo piloto, se inicia la búsqueda en la franquicia de los Mulos.

Cora es hoy “coach” de banca de los Astros de Houston.

¿Qué ruta tomarán los Yankees?

¿Alguien de afuera; un reciclado; un debutante?

En aras de mantener la armonía con alguien que conoce a profundidad el equipo y sus interioridades, una buena opción sería el dominicano Tony Peña, quien fungía como “coach” de primera con Girardi.

Peña fue “Manager del Año” de la Liga Americana en 2003 con los Reales de Kansas City y campeón del III Clásico Mundial de Béisbol al frente de la selección quisqueyana.

En otros escenarios, Boston despidió a su “manager”, John Farrell a pesar de que terminó la temporada con registro (93-69) y lo guió a los “playoffs” donde cayeron contra Houston.

Los Tigres, tras un campaña para el olvido, plagada de lesiones (64-98), despidieron a su piloto Brad Ausmus tras cuatro campañas con los “felinos” y firmaron al veterano dirigente Ron Gardenhire, quien fue “manager” de los Mellizos por 11 temporadas (2002-14) y los llevó a ganar seis títulos divisionales.

El veterano piloto Dusty Baker, quedó sorprendido cuando le llegó la carta de despido, tras ganar con los Nacionales de Washington la División Este de la Liga Nacional, con récord impresionante de (97-65), y luego caer en los “playoffs” ante los Cachorros.

A Terry Collins de los Mets no lo despidieron, él renunció tras la desastrosa temporada de los neoyorquinos (70-92).

Los Mets nombraron como nuevo “manager” al excoach de pitcheo de los Indios de Cleveland, Mike Callaway.

Finalmente, los Filis decapitaron a su piloto Pete MacKanin y andan en busca de su sustituto. Suena para reemplazarlo, precisamente otro guillotinado, John Farrel, ex de Boston.

Nuevos escenarios

  • Joe Girardi podría ir a trabajar con un nuevo patrón, Derek Jeter en los Marlins de La Florida.
  • John Farrell, tras ser despedido, se entrevistó para hacerse cargo de los Filis.
  • Dusty Baker, quien fuera brillante piloto de los Rojos y Cachorros, sigue en “shock” tras ser despedido por los Nacionales.
  • Terry Collins pasó a un cargo administrativo con los mismos Mets.
  • Brad Ausmus, fue candidato a entrenar a Boston, pero perdió el concurso contra Alex Cora.

 



Ver comentarios