Guerreros en pie de lucha
César Carrillo, que marca al morado Heiner Mora, ha sido un baluarte en la defensa de los guerreros del sur, que buscan entrar a la cuadrangular. www.imagenesencostarica.com/larepublica
Enviar

Solo le restan tres fechas a la primera fase del Torneo de Verano y Pérez Zeledón está metido en zona de clasificación, dispuesto a acompañar a Saprissa, Limón y Herediano en la cuadrangular por el título.

Con una campaña muy equilibrada y sin mayores sobresaltos, los guerreros del sur tocan la puerta de una cuadrangular a la que numéricamente todavía aspiran llegar otros equipos como Santos, Cartaginés y San Carlos.

Muy meritorio el trabajo de Giácone, al comando técnico de una escuadra que empezó el Verano como uno de los cinco candidatos al descenso junto a Belén, San Carlos, Liberia y Carmelita.

Una virtud del equipo de las flechas es que se enracha en la victoria; en una fase del Verano amarró tres triunfos al hilo frente a Alajuelense, Universidad y Carmelita y después de un empate, sumó dos triunfos consecutivos ante Herediano y Liberia, cosecha de puntos que elevaron a los generaleños a posiciones de vanguardia.

José Giácone formó una estructura muy sólida en su equipo estelar, donde han alternado en la portería Bryan Segura y Minor Alvarez; el líder de la defensa es Keylor Soto, con dos centrales muy diferentes técnicamente pero que cada uno está en lo suyo: César Carrillo mete pierna y Lucas Meza ubicación y técnica.

Kevin Sancho ha sido pieza clave en el engranaje pesetero y alterna los carriles con Bryan Espinoza, Mauricio Núñez y Fabián Garita y de emergente ingresa cuando el juego está cerrado y lo amerita, Porfirio López.

Una de las revelaciones del Verano y de este campeonato ha sido el talentoso mediocampista generaleño Esyin Cordero, buena mancuerna de otra rostro nuevo como Din Jon Arias; ellos con Diego Calvo y Luis Stward Pérez son la bujía de este Pérez Zeledón dispuesto a no aflojar en las tres fechas que le restan a la primera fase del torneo.

Juan Gabriel Guzmán, Luis Carlos Barrantes y Elier Aponzá son los candados de esa cintura, que nutre a un delantero en punta y uno de los goleadores del certamen: Luis Angel Landín.

Giácone gusta parar en la cancha una formación 3-2-4-1, con cuatro hombres en la media cancha: Guzmán y Barrantes en recuperación; Cordero y Stward Pérez como flancos de Landín y utiliza mucho a Diego Calvo como primera variante en el aporte de creación y talento.

Otro mérito de José Giácone ha sido reinventar una formación de un equipo que en dos torneos cortos vio partir a varios jugadores estelares, casos de Juan Diego Monge, Jorge Gatgens, Jorge Davis, Eduarrdo Valverde, Félix Montoya, Pablo Herrera y Andrés Lezcano.

 

 

Ver comentarios