Logo La República

Jueves, 5 de diciembre de 2019



NACIONALES


Electores elegirían de acuerdo con su preferencia en vez de una lista cerrada

¿Por qué sería bueno contar con 84 diputados?

Iniciativa busca más acercamiento entre Congreso y problemas comunales

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 21 febrero, 2019

arte
“Nadie conoce mejor las necesidades de los cantones, que los líderes comunales”, según Alberto Borbón, presidente del grupo Poder Ciudadano Ya. Elaboración propia/La República



En vez de 57 diputados, el Congreso tendría 84, de prosperar una reforma constitucional que impulsa el grupo Poder Ciudadano Ya y que cuenta con el respaldo del gobierno de Carlos Alvarado.

La idea es crear 42 distritos electorales que permitan a los votantes definir representantes comunales, además de un número similar de legisladores nacionales.

Lea más: Electores podrían elegir a diputados de su preferencia

Se pretende de esta manera que haya más acercamiento entre congresistas y ciudadanos, ya que los electores designarían como sus representantes a personas que conocen y han evaluado.

Esas personas serán propuestas por los partidos políticos en 42 distritos electorales distribuidos por todo el territorio nacional, además de la lista cerrada que, en este caso, sería nacional y no provincial.

El aumento en el número de parlamentarios buscaría además adecuar el Congreso al crecimiento de la población desde 1948 cuando se fundó la II República, y así tener una mejor representación, dijo Alberto Borbón, presidente del grupo Poder Ciudadano Ya.


“Varios cantones se pueden agrupar en lo que hemos llamado un distrito electoral, el cual serviría para representar a unos 70 mil votantes que compartan una misma realidad socioeconómica. Si bien los candidatos por distrito son propuestos por los partidos, estos tendrían que postular a los mejores de cada comunidad, a quienes tienen una trayectoria respetable y son conocidos. Así, habría una mejor representatividad, sobre en todas las zonas rurales, donde toda la gente se conoce bien”, agregó Borbón.

Al ser diputados de la República, el salario de los nuevos parlamentarios —y el de sus asesores— se financiaría vía presupuesto nacional, lo que equivaldría a unos ¢108 millones adicionales, solo para pagarles a los nuevos congresistas.

La Asamblea permite que cada diputado tenga unos seis asesores.

La propuesta fue convocada a las sesiones extraordinarias del Congreso por el gobierno de Alvarado.

Lea más: ¿Quién manda en los partidos políticos?

Esta es la segunda ocasión en los últimos años en que se debate este tema, ya que anteriormente la Comisión de Notables que nombró la expresidenta Laura Chinchilla hizo una recomendación sobre el tema.

De los 84 legisladores, la mitad serían electos por distritos electorales, es decir, serían representantes comunales. De esta forma, habría un sistema mixto.

Respaldo

La posibilidad de que los electores designen la mitad de los diputados de manera directa y no por medio de una lista que facilitan los partidos, cuenta con el respaldo de varias figuras.


Miguel Ángel Rodríguez

Expresidente

Costa Rica

El sistema que ahora se conoce en sus lecturas para admisión de la reforma constitucional, mejora la proporcionalidad, y responde adecuadamente a la nueva realidad multipartidista.

Con este sistema, igual al alemán, el número de legisladores es variable.

Si algún partido elige un número mayor de representantes en las circunscripciones a los que le corresponderían por la proporcionalidad en la votación de las listas nacionales, en esa cantidad aumentaría el tamaño de la Asamblea Legislativa


Vladimir de la Cruz

Integrante

Comisión de Notables

Los distritos electorales, al elegir un solo diputado, facultan la posibilidad de que el diputado esté más cerca de su comunidad, de sus electores, de que responda mejor a sus intereses, al mismo tiempo que podría permitir hasta la revocatoria de mandato, lo que ahora no se da, ni podría darse si en un distrito se eligen varios diputados.

La práctica de este sistema que se da en muchos países es que favorece las estructuras bipartidistas nacionales, de tradición histórica y a grandes partidos, pero no hace imposible que nuevas agrupaciones políticas puedan desplazarlas.











NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.