Enviar
Hospitales han tenido que ser abastecidos con insumos para evitar contagios
Gripe pandémica ha costado ¢400 millones
• Gastos no incluyen pago de horas extras, disponibilidad de personal ni como apertura de servicios las 24 horas

Yessenia Garita
[email protected]

En 15 días el país ha tenido que invertir unos ¢400 millones para atender los efectos de la gripe pandémica.
Estos recursos fueron invertidos principalmente en la compra de guantes, batas, mascarillas y otros insumos como medicamentos, los cuales permitirán enfrentar la emergencia por la influenza.
Hasta el momento los 24 hospitales del país se han abastecido con más de 9 mil mascarillas especiales para evitar el contagio, de acuerdo con datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).
Los hospitales cuentan además con equipos de bio-seguridad para el trabajo en los servicios de urgencias, que incluyen gorra, lentes y botas.
Asimismo, en las bodegas de la institución existen 15 millones de unidades de guantes desechables, los cuales serán utilizados en la búsqueda de nuevos casos.
Estos ¢400 millones no incluyen el pago de horas extras ni la disponibilidad del personal de los centros médicos.
Tampoco la apertura de servicios las 24 horas en áreas de salud, medida adoptada para asegurar la atención eficaz y oportuna de aquellas personas que puedan presentar los síntomas relacionados con la influenza AH1N1.
“Se han realizado los trámites administrativos para garantizar el pago por tiempo extraordinario de nuestros colaboradores, la compra de equipos de respuesta rápida y de insumos para la protección del personal y de los pacientes”, explicó Eduardo Doryan, presidente ejecutivo de la CCSS.
Actualmente, 3.500 funcionarios del Ministerio de Salud y de la Caja trabajan en la búsqueda de casos sospechosos de gripe A. Se trata de médicos, enfermeras, técnicos de salud y epidemiólogos.
Estos funcionarios realizan visitas casa por casa.
“El sistema de vigilancia epidemiológica funciona adecuadamente. La población puede permanecer tranquila pero no debe bajar la guardia”, indicó María Luisa Avila, ministra de Salud.
Hasta ayer, el país acumulaba 840 casos notificados desde el 24 de abril cuando inició la alerta por la gripe. De ellos, 736 han sido descartados por pruebas de laboratorio, mientras que 94 se mantienen en estudio. Existen ocho confirmados y dos probables contagiadas.
Y aunque Costa Rica es el cuarto país en registrar muertes por esta enfermedad, las autoridades de Salud no endurecerán las medidas sanitarias establecidas hasta el momento, entre ellas la vigilancia en los aeropuertos y fronteras para detectar pacientes con síntomas, y el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia epidemiológica en el territorio nacional.
Ver comentarios