Enviar

Golazos petrificantes

Riquelme, Rey y Forlán encaminaron a gauchos, llaneros y charrúas

Eduardo Baldares
[email protected]  

A la bola-Medusa le salieron ojos y culebras vivas cual cabellos, de tal manera que el portero de Chile la vio y se convirtió en piedra, no una, sino dos veces.
Con un par de tiros libres perfectos, mágicos de Juan Román Riquelme que petrificaron a Claudio Bravo, Argentina comenzó con el pie derecho su camino hacia Sudáfrica 2010, al derrotar en Buenos Aires a Chile, en una victoria no tan espectacular como las logradas por llaneros y charrúas.
Venezuela salió sonriente del supuesto fortín inexpugnable de Quito, donde dijo “los puntos te los quito”, y se los arrancó a Ecuador con un proyectil teledirigido de José Manuel Rey que explotó en los mecates locales.
Uruguay hizo lo que se esperaba, derrotar al modesto Bolivia en Montevideo, pero lo hizo pulverizando, 5-0, con un “show” de Diego Forlán, incluido un majestuoso gol tras pase globeado de Diego Pérez que conectó sin dejarlo picar.
Finalmente, incas y guaraníes empataron a cero en Lima, donde más que fútbol se dedicaron a “volar lima”, dado el énfasis defensivo de un encuentro de escasas emociones. 


Argentina 2-Chile 0
Goles: 1-0, min. 26, Riquelme. 2-0, min. 45, Riquelme.
Estadio: Monumental de River, 50 mil espectadores.
La figura: Con dos auténticas obras maestras firmadas con su pincel para tiros libres, Juan Román Riquelme definió un encuentro de dominio absoluto gaucho sobre Chile (2-0). La solidez de Argentina, su creatividad y las numerosas ocasiones de gol que generó tuvieron como contraste su falta de eficacia frente a los palos de Chile en situaciones inmejorables, frente a un rival que opuso resistencia solo en el primer cuarto de hora.

Uruguay 5-Bolivia 0
Goles: 1-0 min. 4, Luis Suárez. 2-0: min. 30, Diego Forlán. 3-0 min. 40, Sebastián Abreu. 4-0 min. 67, Vicente Sánchez. 5-0 min. 82, Carlos Bueno.
Estadio: Centenario, Montevideo, 35 mil espectadores.
La figura: Qué talento tiene Diego Forlán, un delantero convertido en volante de llegada movedizo, veloz de piernas y cerebro, incómodo de marcar y un taladro que permite entrar a sus compañeros. Con él al frente los celestes cumplieron el trámite: despedazar al rival en apariencia más fácil de la eliminatoria, un enclenque Bolivia.

Ecuador 0-Venezuela 1
Gol: 0-1, m. 67, José Manuel Rey.
Estadio: Olímpico Atahualpa, ante unos 37 mil fanáticos.
La figura: Sin duda, el defensor José Manuel Rey, quien mediante un tiro libre desde unos 40 metros, que se metió sobre el adelantado y confiado portero Viteri, le permitió a Venezuela romper otro mito en su historia al vencer a Ecuador por 0-1 en Quito, un fortín hasta el sábado inexpugnable. El obús llanero, que rompió la hegemonía que arrastraba Ecuador en eliminatorias desde 1993, no solo fue espectacular, sino que tuvo matices históricos.

Perú 0-Paraguay 0
Estadio: Monumental de Lima, 65 mil espectadores.
La figura: En este caso se le debe conceder un mérito colectivo al sistema defensivo de Paraguay, que cortó el circuito creativo entre los centrocampistas peruanos, Solano y Quinteros, hombres clave por ser los generadores de fútbol de la talentosa selección inca. En medio de esporádicas acciones de peligro, el juego fue enredado, con mucha marca y un ligero predominio guaraní, que hizo ver impotente al equipo local. Incluso la falta de puntería guaraní salvó a Perú de un catastrófico inicio de eliminatorias.


Ver comentarios