Logo La República

Sábado, 5 de diciembre de 2020



NACIONALES


Entrevista Especial con el economista de Economía Hoy

Gerardo Corrales pone fin a los rumores sobre notificación tributaria

Comparte a LA REPÚBLICA también a qué temas corresponden los documentos

Ronny Gudiño [email protected] | Miércoles 28 octubre, 2020

Hombre de traje frente a monedas
“No tengo nada que ocultar, todo está documentado y reportado a la Tributación”, dijo Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy. Archivo/La República


Comentarios en la población se generaron el fin de semana luego de que, a Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy, se le entregara una notificación de Tributación sobre el inicio de una fiscalización por un supuesto incremento injustificado de su patrimonio por la compra de un vehículo.

La suspicacia se elevó, puesto que en días previos el economista había sugerido a Carlos Alvarado, en una carta que fue reproducida también por LA REPÚBLICA, acciones que podrían tomarse para recortar el gasto público, democratizar los activos del Estado y controlar la evasión y elusión fiscal.

En conversación con este medio, el economista aclara lo que realmente aconteció.

¿Qué sucedió realmente con el tema de la notificación?

Debo aclarar que yo recibí una llamada de una Auditora Fiscal, que le urgía entregarme ese documento el día viernes y que debía ser personalmente.

Le dije que vivo en Curridabat, ella me responde que no contestan en la casa, lo que es cierto, en la casa no había nadie, porque yo estoy quedándome en La Garita, que si quería me lo podría dejar después ahí.

Me repitió que le urgía, entonces le dije que yo estaba en el Estadio Nacional, que si urgía me lo entregaran ahí.

Hay que aclararlo, porque no es de tergiversar como se ha hecho de que me fueran a buscar al Estadio Nacional, no es cierto entonces que la Tributación haya planeado entregarme el documento en la mesa de diálogo, fue que como me dijeron de la urgencia, pedí que me lo dejaran ahí.

Lea más: Crudo análisis de Gerardo Corrales desnuda realidades de la productividad, desempleo y pobreza

¿Es consciente de que ha generado suspicacia en la gente de que quizás no fue aleatorio?

Varia gente me ha dicho que es raro que estando en la palestra con mis propuestas de solución pase esto, pero para mí no es eso, entiendo que causa sospecha en la gente, pero quisiera creer que no, que todo fue aleatorio.

La duda que queda es que, entre cientos de miles de personas, la suerte que tengo para pegarme la rifa yo en este momento, pero creo en la objetividad y transparencia de la Tributación y espero un trato justo, pues no tengo nada que ocultar.

Lea más: Conozca dónde puede meter tijera al gasto el gobierno de Carlos Alvarado, según Gerardo Corrales

¿Nos puede compartir a qué corresponde la notificación?

Uno es sobre un supuesto incremento injustificado de patrimonio, que se refiere a la compra de un carro por ₡60 millones, en donde yo vendí carro anterior y pagué con mis cuentas en BAC, entonces ellos saben mis ingresos, todos mis ingresos están facturados, al hacer entonces la correlación entre patrimonio y valor del carro, solo ahí hubiesen desechado eso, aparte de tener ahorros después de 30 años de ejercer una carrera profesional en puestos gerenciales en diferentes bancos del país.

Segundo, es una inspección de la declaración de renta del 2019; todo está transparente. soy contribuyente independiente, reporto todos mis ingresos a la Tributación y solamente hago deducción del mínimo de gastos permitido de forma automática por ellos, de un 25%, por lo que tributo sobre el 75% restante de mi renta líquida gravable.

Para mí esto es un capítulo cerrado.


¿Quién es?


Nombre Gerardo Corrales
Cargo Economista, Economía Hoy

Experiencia

  • Banquero por más de 25 años en Costa Rica
  • Exdirector de la UCCAEP
  • Expresidente y exdirector de la Asociación Bancaria

Formación

  • Master en Administración de Negocios con énfasis en Banca y Finanzas, INCAE Business School.


NOTAS RELACIONADAS






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.