Logo La República

Lunes, 25 de enero de 2021



NACIONALES


Año preelectoral y desconfianza con gobierno complicarían su gestión

Geannina Dinarte tendrá que navegar por aguas turbulentas

Acuerdo con FMI, ley de empleo público y reactivación de economía entre sus retos

Esteban Arrieta [email protected] | Jueves 24 diciembre, 2020

Geannina Dinarte
El 2021 será un año muy complejo para Geannina Dinarte, nueva ministra de la Presidencia, no solo porque los partidos estarán en actividad electoral, sino también por la agenda de temas a debatir. Archivo- Shutterstock/La República.


La nueva ministra de la presidencia Geannina Dinarte tendrá que navegar por aguas turbulentas desde su primer día de gestión.

Y es que el 2021 es un año preelectoral en donde los partidos con representación en el Congreso realizan sus procesos internos para elegir sus candidatos.

Asimismo, como parte de esa dinámica toman distancia del gobierno de turno y endurecen el control político, por lo que es más difícil llegar a acuerdos.

Por otra parte, después de tres años de gestión, es normal que exista desgaste en la relación con Casa Presidencial, aunque en el caso de Carlos Alvarado, existe mucha desconfianza de sectores y de los partidos políticos, reconocen los diputados.

Lea más: Reactivar economía y generar empleo piden empresarios a Geannina Dinarte

A estas condiciones externas, también hay que agregar una agenda pesada de temas para el 2021 en Cuesta de Moras, la cual, incluye la ley de empleo público y el acuerdo de ajuste estructural con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“El gobierno está en una situación de debilidad política, el país con un déficit fiscal enorme y los partidos políticos cada vez más metidos en sus procesos electorales internos”, dijo Carlos Ricardo Benavides, diputado del PLN, quien calificó la situación como sumamente compleja para Dinarte.

Lea más: María Inés Solís: “Le damos el beneficio de la duda a Geannina Dinarte en el Ministerio de la Presidencia”

Por otra parte, existe una gran presión sobre la nueva ministra de la Presidencia, ya que el elevado déficit fiscal -cercano al 10% del PIB-, así como el peso de la deuda, implican la necesidad de tomar acuerdos de manera oportuna.

En ese sentido, las sesiones extraordinarias de ocho meses, en las que el gobierno manejará la agenda de debate del parlamento, serán una extraordinaria oportunidad.

“La situación que vivimos y la mala gestión del Ministro anterior han dejado muchas rupturas en la comunicación entre ambos poderes”, agregó María Inés Solís, diputada de la Unidad.


Complicado panorama


El 2021 será un año complicado, no solo por la agenda legislativa, sino también por las condiciones que rodean la relación entre el gobierno y la Asamblea Legislativa.

Carlos Avendaño

Diputado
Restauración


Seguimos en una coyuntura muy complicada, donde se necesita seguir construyendo consensos para sacar al país adelante.
Es lamentable que el Gobierno del PAC siga jugando con Costa Rica.
Por otra parte, es además inaceptable que una jerarca cuya gestión está siendo cuestionada la premien, como hemos señalado, asumiendo otro Ministerio.
La inestabilidad que ha tenido el Gobierno en su gabinete y principalmente en el Ministerio de la Presidencia, refleja la falta de liderazgo y de rumbo de esta administración.

Carlos Ricardo Benavides

Diputado
Liberación


El gobierno está en una situación de debilidad política, el país con un déficit fiscal enorme y los partidos políticos cada vez más metidos en sus procesos electorales internos.
Me parece evidente, con el nombramiento, que el gobierno apuesta por el tema legislativo más que por otros aspectos.
Ella conoce el quehacer de la Asamblea desde el punto de vista político y el técnico.
Pero resulta impredecible cómo le van a salir las cosas con la oposición, en un momento tan complejo.

Franggi Nicolás

Diputada
Liberación


Me parece que Dinarte es del círculo de confianza del señor Presidente, por lo que no me extraña su designación en el Ministerio de la Presidencia.
Tengo que decir que a mi me quedó debiendo en el Ministerio de Trabajo, el cual, es una institución fundamental para la reactivación económica.
Su labor será compleja, con un gobierno errático, en donde existe mucha desconfianza con el Poder Ejecutivo y el Presidente, por parte de sectores y el Congreso.
Si no sabe sortear bien esta situación, esto complicaría su gestión.

María Inés Solís

Diputada
Unidad


La situación que vivimos y la mala gestión del Ministro anterior han dejado muchas rupturas en la comunicación entre ambos poderes. Ministra de la Presidencia.
Creo que al conocer la dinámica de la Asamblea y su cercanía con el Presidente Alvarado pueden ser factores aliados para su función.
De momento le damos el beneficio de la duda.


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.