GE se ve obligada a rebajar pronóstico de ganancias para 2017
La rebaja es la última medida en lo que se está definiendo como un reposicionamiento radical de GE bajo su nueva dirección. Bloomberg/La República
Enviar

General Electric rebajó su predicción de ganancias 2017 en tanto su nuevo máximo responsable enfrenta una de las recesiones más profundas en la historia de la atribulada fábrica industrial.

La revisión pone de relieve la gravedad de los problemas que enfrenta el máximo responsable, John Flannery, quien asumió en agosto el cargo que ocupó durante largo tiempo Jeffrey Immelt. De cara a obstáculos que van desde los bajos flujos de caja hasta los mercados de generación eléctrica en baja, GE es sin duda el mayor perdedor del Promedio Industrial Dow Jones este año y va camino a caer más con un desplome en las operaciones anteriores a la apertura del mercado.

“Este fue un trimestre muy exigente, la mayoría de nuestros negocios tuvieron un desempeño sólido en ganancias, pero quedó neutralizado por una caída en el desempeño de Power en un mercado difícil”, dijo Flannery en un comunicado.

La rebaja es la última medida en lo que se está definiendo como un reposicionamiento radical de GE bajo su nueva dirección. Flannery este mes dio la bienvenida al directorio de GE a un representante del inversor activista Trian Fund Management y anunció varios cambios en la dirección. Se propone realizar marcadas reducciones de costos y ha dicho que analizará todas las opciones, entre otras, cambios en la cartera de valores.

Se prevé que este año las utilidades ajustadas serán de $1,05 a $1,10 por acción, por debajo de una banda anterior de $1,60 a $1,70 por acción, informó GE en el comunicado. Los analistas habían previsto $1,54 por acción, según el promedio de las estimaciones de los analistas.

Las acciones se desplomaron un 5,1% hasta $22,37 antes del inicio de las operaciones regulares en Nueva York.

El fabricante de motores de aviones y turbinas de gas informó que la ganancia ajustada cayó a $0,29 la acción para el tercer trimestre, por debajo del promedio de $0,50. GE no se ha apartado de las estimaciones más de medio centavo en más de nueve años.

GE eliminó costos por valor de $500 millones durante el trimestre, llevando el total de 2017 a $1.200 millones, lo que, según dijo la compañía, se adelanta a sus planes originales.

“Esta es una versión de la transformación a la velocidad de la luz, es un proceso verdaderamente comprimido”, dijo Nicholas Heymann, analista de William Blair & Co.

El flujo de caja operativo industrial, un punto importante de interés para los inversores, fue de $1.700 millones en el trimestre, excluyendo los impuestos a las transacciones y el financiamiento del plan de pensiones, informó GE.

La liquidez de GE fue objeto de un minucioso examen después que la compañía informó $1.600 millones negativos en el flujo de caja operativo industrial en el primer trimestre, aproximadamente $1.000 millones más de lo que había previsto la empresa. Ese indicador se recuperó moderadamente en el segundo trimestre.



Ver comentarios