Enviar
Exportadores solicitan ampliación de las preferencias arancelarias
Frena acuerdo con Unión Europea
Pequeños y medianos empresarios se verían beneficiados con el tratado

La entrada en vigencia del Acuerdo de Asociación Comercial entre la Unión Europea, Centroamérica y Panamá se pospondrá, debido a varios requisitos que aún no se han cumplido y a que no será hasta en 2011 que ingrese a la corriente legislativa.
La fecha de entrada en vigor es difícil de prever y el Gobierno realiza todos los esfuerzos para que sea lo antes posible, dijo Fernando Ocampo, viceministro de Comercio Exterior.
El sector empresarial, al conocer sobre la postergación del acuerdo comercial, empezó a gestionar una ampliación de los beneficios que otorga el Sistema de Preferencias Generalizadas (SGP Plus), el cual les permite pagar menos aranceles al ingresar sus productos a la Unión Europea.
“Estamos preocupados por el tiempo, en ese sentido estamos dando una lucha muy importante, tanto en Costa Rica como en Bruselas”, comentó Mónica Araya, presidenta de la Cámara de Exportadores Costarricenses.
Igualmente, señaló que al sector exportador le preocupa el vencimiento de las preferencias arancelarias en 2011.
Las autoridades del Ministerio de Comercio Exterior (Comex) han dicho al respecto que están haciendo gestiones para ampliar el SGP Plus y que la Comisión Europea presentó al Consejo y a su Parlamento una propuesta para prorrogarlo y que ahora corresponde a las autoridades europeas analizar y proceder para aprobarla.
“El país entendió desde un inicio que la negociación no era con un solo país sino con 20”, puntualizó Enrique Bolaños, presidente de la Cámara de Comercio Exterior y de Representantes de Casas Extranjeras, al tratar de comprender el atraso dado.
Por el momento los equipos centroamericanos y europeos están haciendo la revisión legal del acuerdo comercial, para su posterior traducción.
Paralelamente, en el área centroamericana aún se hacen esfuerzos para consolidar el proceso de integración, ya que dentro del marco de la negociación los países asumieron una serie de compromisos para facilitar y agilizar el comercio entre la región y la Unión Europea.
“Los compromisos se basan en los trabajos que ya se han venido realizando en el marco del proceso de unión aduanera y los plazos para su cumplimiento empiezan a correr a partir de la vigencia del acuerdo”, explicó Ocampo.
Específicamente la integración debe avanzar en tres áreas que, de acuerdo con los compromisos adquiridos, deben ser procedimientos aduaneros, obstáculos técnicos al comercio y medidas sanitarias.
Los negociadores como los posibles beneficiados, han unido esfuerzos en procura de firmar el acuerdo lo antes posible.
Hemos estado en conversaciones y apoyando a Comex para avanzar en los últimos pasos, el problema no está la parte económica sino en la política, comentó Bolaños.
En criterio de los representantes de los exportadores, este sería un tratado que vendría a beneficiar a los pequeños y medianos empresarios.
A lo que se suma la importancia de nuevas inversiones internacionales en nuestro país.

Gabriela Masís
[email protected]
Ver comentarios