Enviar
Fondos diversificados, fondos protegidos

Cuanto más variedad de instrumentos tenga un fondo, menos probable es que tenga fuertes caídas en su rentabilidad.

La gran mayoría de los inversionistas no entran a los fondos de inversión pensando en que pueden obtener pérdidas. Pero lo que no saben es que cuanto más concentrada esté su inversión, mayores probabilidades existen de que esto ocurra.
Por ejemplo, un fondo que invierte solamente en títulos del Ministerio de Hacienda puede verse sumamente expuesto a los vaivenes del mercado.
No importa que la diversificación se haya dado en plazos y tasas. Si el fondo está concentrado en el mismo emisor, un ajuste en las tasas de interés o un cambio en la percepción de riesgo tendrá un impacto en todos los bonos y, por ende, también en la rentabilidad final del fondo.
Si este cambio es positivo, el fondo tendrá un gran beneficio, pero si sucede lo contrario, su rentabilidad sufrirá una fuerte caída.
Un ejemplo de que una alta concentración puede afectar los fondos se dio precisamente en 2004. La caída en el precio de algunos títulos valores emitidos por el Banco Central afectó otros instrumentos de similares características. Posteriormente, todas las emisiones del sector público costarricense se vieron altamente afectadas, ya que prevaleció la expectativa de que los títulos eran sumamente caros.
Dado que la gran mayoría de fondos invertían en estos mismos instrumentos, los inversionistas tuvieron pocas opciones para “refugiarse” en fondos más diversificados.

¿Cómo diversificar?

La pregunta de cuál es la mejor forma de diversificar no es fácil de responder. Dependerá de muchos factores como las expectativas del inversionista, su aversión al riesgo y conocimiento de instrumentos que se ofrecen en otros mercados.
En el caso descrito anteriormente, si la mayoría de los fondos hubieran tenido una mayor diversificación, por ejemplo, en bonos de empresas costarricenses o bien, de gobiernos de otros países, probablemente la crisis no los hubiera afectado tan fuertemente.
Pero también hay que tener un balance en cuanto a la diversificación. Por ejemplo, si el fondo diversifica en títulos de países cuya calidad crediticia no es buena (es decir, pueden caer en impagos de su deuda), probablemente sus títulos estén expuestos a altas y bajas que afectarán el rendimiento del fondo.
Si un fondo decide invertir en bonos de varios países, pero que están en una misma zona geográfica, podrían todos verse afectados por un desastre natural (sismos, huracanes), o la caída en el precio de algún producto afín, o bien por condiciones económicas que suelen ser similares en un mismo grupo de países.
En resumen, el objetivo de invertir en un fondo es porque el inversionista asume que está lo suficientemente diversificado y que una pequeña corrección en un solo mercado o en un único emisor dé al traste con toda su inversión.


Recuadro: Ejemplo de diversificación

En el gráfico 1 se muestra el nivel de concentración de los fondos costarricenses, la cual es mucho menor que la que había hace cinco años, justo antes de que se produjera la crisis de los fondos de inversión.
En el gráfico 2 se muestra un buen ejemplo de cómo debería estar integrada una cartera debidamente diversificada.


Recuadro: Sépalo

*Con el nuevo reglamento de fondos de inversión, se estableció que los fondos deben indicar si son o no diversificados. Esta es una información que será útil para el inversionista a la hora de decidir si participa o no en dicho fondo.

*La diversificación diluye riesgo, volatilidad y también altos rendimientos. Si los bonos del gobierno tienen una fuerte subida de precio, y el inversionista está altamente diversificado, probablemente solo notará un incremento parcial en su fondo.

*En teoría, el inversionista debería tener la posibilidad de decidir cuán diversificado quiere su fondo, pero la variedad en Costa Rica es tan pequeña, que para ello debe acudir a los mercados internacionales, o bien, a los megafondos.
Ver comentarios