Fogueo mostró los pendientes
Enviar
Fogueo mostró los pendientes
A tres semanas del partido contra México, Pinto tiene que afinar detalles en la Tricolor

Tras 45 minutos de dudas, Costa Rica jugó ayer ante Perú un segundo tiempo que mostró una mejor versión de la Tricolor, pero que a la vez puso en evidencia las deficiencias ofensivas de la nacional, en el juego que los ticos perdieron ante los suramericanos 0-1.
Fueron dos tiempos diferentes, y no se puede obviar que los peruanos jugaron con un hombre menos toda la segunda parte, lo que favoreció al equipo de Jorge Luis Pinto; no obstante, vale reconocer que los ticos mostraron un mejor juego y sobre todo una mejor actitud en este periodo.
El gol tempranero, que a la postre definió el partido, se dio al minuto siete, tras el arribo por su sector del lateral izquierdo peruano Víctor Yotún, que le hizo la faena a Giancarlo González y centró al corazón del área, donde André Carrillo, solo, como lanzando un penal, fusiló a Keylor Navas, dejando en paños menores a la defensa costarricense.

Costa Rica empezó entonces a trabajar por el empate, con un Bryan Ruiz que apenas busca reencontrarse con su fútbol y que mostró algunos destellos, aunque igual pecó de individualista en ciertas acciones del partido.
Por los costados un Heiner Mora muy quedado, mientras que Bryan Oviedo se mostró mejor en el aspecto ofensivo, por la lateral izquierda donde halló por momentos una buena sociedad con Ruiz y Oscar Rojas. No obstante, el equipo nunca encontró a Saborío, y Alvaro tampoco a sus compañeros.
Ya sobre el descuento, Luis Ramírez se hizo expulsar por un innecesario codazo contra Oscar Rojas, y dejó a su equipo diezmado. Luego, Sergio Markarián, su asistente y más tarde su preparador físico también fueron enviados a la gradería. Aparentemente se les olvidó que era un simple partido amistoso.
En la complementaria, el ingreso de Randall “Chiqui” Brenes y una mejor disposición táctica y mental tica, provocó que la nacional asumiera el control del partido. A Michael Barrantes por fin Pinto lo dejó pasar de la media cancha y el volante fue el principal artillero de media distancia para la Nacional.
Campbell se recostó por la derecha y desde ahí sembró peligro, aunque nunca encontró un referente por el centro, que terminara enviando el balón a la red peruana. Los suramericanos se replegaron y apostaron a recuperar y contragolpear, aunque el resto del partido fue de vacaciones para el arquero nacional Navas.
Se vinieron los cambios en ambos equipos, Pinto pudo ver en acción a cinco jugadores más, y Costa Rica visitó en varias ocasiones el área, se acercó al gol, pero sin dirección, porque el portero peruano Raúl Fernández no fue el gran salvador de su equipo, sino la mala dirección y definición de los ticos.
La mejor jugada, al 84’, nació en los pies de Campbell, para Ruiz que de taquito se la dio a Saborío, este remató pegando el balón en defensas peruanos y la pelota le llegó incómoda al “Chiqui” Brenes, que apenas la tocó, pero por fuera.
Ahora solo queda esperar que con este juego Pinto tenga claro lo que necesita afinar, porque a estas alturas, ya no se puede inventar.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios