Logo La República

Miércoles, 17 de abril de 2024



NACIONALES


Se trata de una situación normal propia del mundo laboral, según expertos

¿Fobia al lunes? Puede ser que ya cerró su ciclo laboral en la empresa: 5 señales para descubrirlo

Estancamiento, desmotivación y conflictos constantes con compañeros son algunas alertas

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Martes 13 febrero, 2024


“Se sugiere hasta donde se pueda completar las responsabilidades pendientes, procurando mantener una actitud profesional y positiva”, finalizó Vicky Chaves, gerente de atracción de talento de Talent Advisors.
“Se sugiere hasta donde se pueda completar las responsabilidades pendientes, procurando mantener una actitud profesional y positiva”, finalizó Vicky Chaves, gerente de atracción de talento de Talent Advisors.


Si usted es de las personas que el domingo por la tarde - noche empieza a sentir desánimo, e incluso manifestaciones físicas como podrían ser dolores de cabeza y ansiedad por culpa del trabajo, sería bueno que se pregunte si está trabajando en el lugar correcto.

Lea más: (Video) ¿Decidido a renunciar porque cerró su ciclo? Haga una transición inteligente: Melissa Concepción de SOS Trabajo

La posibilidad de que usted haya finalizado su ciclo laboral en la empresa es alta, de acuerdo con expertos consultados por LA REPÚBLICA.

Las consecuencias de ser infeliz en un puesto de trabajo no solo las sufren las empresas a través de baja productividad, conflictos y tareas mal hechas, sino que el trabajador puede enfermarse a mediano plazo y afectar su imagen profesional.

El final de un ciclo laboral no tiene que verse como algo malo, según Karina López, gerente país de ManpowerGroup.

“El cierre de una relación laboral corresponde a un ciclo natural y no a mi forma de ser como profesional”, explica la experta, quien advierte que es muy importante que los trabajadores aprendan a reconocer los síntomas.

Lea más: 7 señales de alerta del “síndrome de burnout” y 7 formas de evitar que el trabajo afecte su salud

Entre las señales más comunes de esta situación se encuentran la falta de motivación y compromiso por parte del trabajador, así como los constantes conflictos interpersonales, el estancamiento profesional, un trabajo deficiente y un descontento inexorable.

Este último síntoma no es otra cosa que un rechazo generalizado por todo lo que tiene que ver con la empresa, explica Miguel López, Director General de Recluta Talent Hunter.

“La persona rechaza todo lo que tiene que ver con la empresa. No le gusta la oficina, le huele mal, no se lleva bien con los compañeros, no llega a tiempo y deja las tareas inconclusas. No participa en actividades”, agrega López.

Los expertos destacan que llegado a este punto, lo más es una comunicación honesta con los superiores.

En algunos casos, por ejemplo, no necesariamente se requiere la salida de la empresa, ya que un simple cambio de rol y el establecimiento de nuevas tareas servirían para darle al trabajador “el combustible” nuevo que requiere para sentirse con nuevas metas y dejar el desánimo.

En todo caso, a nivel personal, lo ideal es hacer una transición planificada.

“Si ya usted no se encuentra feliz en su trabajo, comience a buscar otra opción para que haga una transición inteligente. No es bueno arriesgarse a quedarse sin empleo sin una planificación financiera”, indicó Melissa Concepción, presidenta y CEO de SOS Trabajo.

En caso de que la decisión sea finalizar el contrato laboral, el trabajador debe tratar de dejar las puertas abiertas.

“Hay que ofrecer a la compañía el tiempo establecido por ley para que pueda contratar a otra persona. Se sugiere hasta donde se pueda completar las responsabilidades pendientes, procurando mantener una actitud profesional y positiva”, finalizó Vicky Chaves, gerente de atracción de talento de Talent Advisors.



Señales Claras


  • Falta de motivación y compromiso El colaborador tiene falta de ganas, se levanta con pereza de abrir la laptop o ir a la oficina. La falta de compromiso es evidente. En estos casos, la persona empieza a sentir dolores de cabeza o desgano en la tarde o noche del domingo, pensando en que ya arranca la semana laboral y vuelve a un lugar que no le gusta.
  • La persona siente un estancamiento profesional El trabajador siente que ya no crece y no tiene posibilidades de hacerlo, por lo que no quiere ser parte de la empresa.
  • Conflictos La persona suele ser el origen de constantes conflictos laborales, incluso diarios.
  • Descontento inexorable La persona rechaza todo lo que tiene que ver con la empresa. No le gusta la oficina, le huele mal, no se lleva bien con los compañeros, no llega a tiempo y deja las tareas inconclusas.
  • Trabajo deficiente Todo esto deriva en un trabajo mal hecho.


Voces Expertas


El fin de un ciclo laboral no significa que la persona sea un mal trabajador o profesional, ya que se trata de una situación normal.

Vicky Chaves

Gerente de Atracción de Talento
Talent Advisors

Las personas que se mantienen en el puesto de trabajo a pesar de su disconformidad pagan las consecuencias.

Es muy posible que se afronte una baja en términos de su compromiso laboral.

La persona se puede mostrar menos proactiva y productiva, lo que podría impedir el alcance de sus objetivos.

Esto puede desencadenar sentimientos de negatividad generales afectando todos los ámbitos de su vida.

Melissa Concepción

Presidenta y CEO
SOS Trabajo

Si ya usted no se encuentra feliz en su trabajo, comience a buscar otra opción para que haga una transición inteligente.

No es bueno arriesgarse a quedarse sin empleo sin una planificación financiera, por lo que la salida del empleo se debe trabajar por etapas, hasta lograr el cambio sin afectar a ninguna de las partes.

Por otra parte, se recomienda dejar las puertas abiertas.

Esto significa que hasta el último día haga su trabajo bien hecho y con ánimo de no dejar a la empresa en aprietos por su baja.

Karina López

Gerente país
ManpowerGroup

Quienes estén pasando por un cierre de ciclo laboral y no lo atienden como se debe, sufrirán una repercusión.

No solo se afecta el ánimo, sino que la persona se sentirá negativa, tendrá consecuencias en la productividad y, uno de los puntos más importantes, un deterioro de la imagen y percepción que otros tienen de esa persona como colaborador.

Aconsejamos a quienes se identifican con las señales de alerta mencionadas, que reflexionen sobre cuáles son sus metas y objetivos y si la empresa en la que actualmente están trabajando les ayudará a cumplirlos.

Si la respuesta es negativa, es mejor que inicien la búsqueda de nuevas opciones, que analicen cuáles son sus habilidades y aptitudes, e inicien el proceso con un cierre de manera planificada.

Miguel López

Director General
Recluta Talent Hunter

Una señal para identificar el final de un ciclo laboral está relacionada con la motivación.

El colaborador tiene falta de ganas, se levanta con pereza de abrir la laptop o ir a la oficina. La falta de compromiso es evidente.

En estos casos, la persona empieza a sentir dolores de cabeza o desgano en la tarde o noche del domingo, pensando en que ya arranca la semana laboral y vuelve a un lugar que no le gusta.

Por otra parte, la persona rechaza todo lo que tiene que ver con la empresa. No le gusta la oficina, le huele mal, no se lleva bien con los compañeros, no llega a tiempo y deja las tareas inconclusas.



Guía experta


El cierre de un ciclo laboral debe ser planificado y estratégico para proteger su salud mental y financiera, a la vez que se dejan las puertas abiertas en la empresa. Estos son algunos de los consejos de los expertos.

Consejo Importancia
Situación normal Dejar una empresa al finalizar un ciclo laboral no es malo y se trata de una situación normal y natural
Planificación Para hacer el cambio, el trabajador debe planificar un colchón financiero que le sirva en caso de imprevistos
Dejar puertas abierta No renuncie de un día para otro.
Sea profesional durante todo el tiempo de preaviso y dé a la empresa el tiempo necesario para sustituirlo, de manera tal que deje las puertas abiertas.
Nuevas metas Se abren nuevas oportunidades y metas para el trabajador
Reflexione sobre sus capacidades y establezca una visión de lo que desea
Asesoría Hable con personas de confianza, mentores o colegas que hayan afrontado una situación similar, o bien puede llevar sesiones de coaching con un profesional
Nuevo rol Algunas veces no es necesario dejar el trabajo, ya que nuevas responsabilidades pueden darle combustible que requiere.
La comunicación transparente siempre será vital


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.