Enviar
Reforma contempla una pena de 20 días de prisión a quienes no porten documentos de identidad
Florida pretende emular ley migratoria de Arizona

Caminar por las calles sin llevar documentación que muestre el estatus migratorio será un delito en Florida, Estados Unidos, según un proyecto de ley presentado ayer por el fiscal general del estado, Bill McCollum, y varios legisladores, y que emula la ley antiinmigrante SB1070 de Arizona.
El contenido del proyecto “de Imposición de Leyes Migratorias”, que será presentado en la próxima sesión del Congreso estatal, fue dado a conocer ayer en la ciudad de Orlando en una conferencia de prensa encabezada por McCollum.
Según el texto, los agentes policiales municipales y estatales deberán revisar la situación migratoria de personas detenidas o arrestadas sólo cuando existan “sospechas razonables” de que el individuo pueda ser indocumentado.
“Ese es el corazón de la ley que creemos que después que sea presentada (a la legislatura de Florida) y aprobada será codiciada por Arizona”, dijo McCollum, que aspira a ser el nuevo gobernador de Florida en las elecciones de noviembre.
El fiscal general aclaró que el proyecto de ley contiene “provisiones específicas para evitar perfiles raciales y que la policía vaya a revisar a alguien sólo porque parece inmigrante”.
Una “sospecha razonable” puede ser la presentación de documentos, como una licencia de conducir de apariencia falsa o la carencia de papeles de identificación personal en el momento de la detención y arresto, dijo McCollum.
De acuerdo con el texto del proyecto de ley, “una persona será considerada que se encuentra legalmente en Estados Unidos si presenta a un oficial de policía (entre otros documentos) una licencia de conducir válida en Florida”.
También si presenta “una tarjeta de identificación emitida por el Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos de Motor, una tarjeta que lo identifique como miembro de una tribu indígena, prueba de ser canadiense, o el pasaporte visado”, según el texto.
La medida legislativa contempla como un crimen menor punible con 20 días de cárcel si no lleva documentos migratorios.
Como una diferencia con la ley de Arizona, la propuesta migratoria de Florida permitirá que los jueces dicten sentencias más duras contra indocumentados encontrados culpables de cometer crímenes y convierte los delitos de tercer grado en delitos de segundo grado, lo que acarrea sentencias más graves.
También requerirá que los jueces tomen en cuenta la situación migratoria de los arrestados antes de imponer fianzas “porque un ilegal es más propenso a fugarse”, subrayó McCollum.
El fiscal aseguró que esta ley es “importante y necesaria desde hace tiempo en Florida, que no será un santuario para extranjeros ilegales”.
Asimismo, establece que los negocios utilicen el sistema federal de verificación de identidad “E Verify” y convierte en un crimen la búsqueda de trabajo sin permiso legal.
De acuerdo con William Snyder, su propuesta legislativa es necesaria en Florida debido “a la enorme presión de los ciudadanos de Florida” y los problemas sociales que considera inherentes a la inmigración ilegal, como la criminalidad, la presencia de pandilleros y el tráfico de drogas.
“El tema de la inmigración es muy emocional”, declaró Snyder. “No podemos controlar las emociones (de la gente), pero tenemos el poder de controlar nuestras fronteras y esta propuesta es un paso significativo contra la inmigración ilegal”, agregó el representante republicano por el distrito de Stuart, en la costa este de Florida.
La ley de inmigración de Arizona, conocida como SB1070, entró en vigor el pasado 29 de julio, aunque sin sus secciones más polémicas, después de que la jueza federal Susan Bolton ordenara su bloqueo.
Críticos alegan que la ley puede conducir a la discriminación racial.

Orlando
EFE
Ver comentarios