Finalmente llegó el estruendo al CTCC
La suerte acompañó a José Andrés Montalto, quien blindó la cima con 28 por encima de su escolta Danny Formal. Parque Viva/La República
Enviar

Lo que no se había visto este año en las dos primeras fechas, la tercera se lo cobró a algunos pilotos en la Copa Shell de 150 kilómetros del CTCC que cobró sus víctimas en las máquinas que no soportaron la exigencia de una carrera de enduro.

Los pilotos Carlos Rodríguez y Juan Carlos Alvarado, de Suzuki, junto al MG de Bernal Valverde, no pudieron recorrer el trazado del Circuito Grupo Sur en Parque Viva el fin de semana anterior. Sus vehículos sucumbieron poco a poco y requirieron asistencia extra para hacer un último esfuerzo y salir nuevamente a pista; para Rodríguez y Valverde esto no fue una posibilidad.

Pero comencemos desde el inicio. Esta carrera nocturna mostró un enorme ambiente, el público se acercó en cantidades pese al acecho de la lluvia.

En la parrilla de salida se encontraban en la punta Danny Formal de Hyundai, quien había ganado la “pole position”, seguido por el Ford de Felipe Vargas y justo detrás, Juan Carlos Alvarado con el Suzuki.

En las primeras vueltas el Ford perdió puestos y le cedió la segunda y tercera posición a Alvarado y el líder José Andrés Montalto de Toyota que peleó esa segunda casilla durante varias vueltas, que Juanca no soltó.

Se corría con todo, nadie se guardó nada, los discos de las llantas frontales se pintaron con un rojo incandescente que marcaban el ritmo de cada piloto.

En el primer cuarto de carrera Formal, Alvarado, Montalto y Vargas se despegaron del pelotón.

El primer susto llegó a la mitad de la carrera, primero fue una cortina de neblina que cayó sobre La Guácima y luego un “pelo de gato” que predecía lo peor, pero una oración a Santa Bárbara y la lluvia se alejó.

Ya a partir de la vuelta 33 comenzó el caos, aproximadamente a dos minutos para que se abriera la ventana para la parada obligatoria en pits, Bernal Valverde tuvo un contacto con Carlos Rodríguez, Valverde perdió una rótula y siguió directo, quedando ambos a la orilla de la pista.

Todos los punteros excepto el líder Formal, y Solano, aprovecharon la apertura de la ventana para ingresar a pits a cumplir con la detención de cinco minutos. En el giro 39 se dio el ingreso del Pace Car para poder retirar a los vehículos en posición peligrosa, situación que posteriormente cambió el rumbo de la carrera.

Según el reglamento, al entrar el Pace Car ninguno de los vehículos que estaban en la pista podía entrar a pits para cumplir la parada. Ahí quedó “atrapado” Formal, perdiendo oportunidad de aumentar la ventaja.

Otra baja momentánea fue la de Alvarado, quien no duró mucho en la pista luego de salir de pits, un problema con un soporte de la bomba de gasolina lo obligó a entrar nuevamente y ahí perdió todas las opciones de luchar por los primeros puestos.

En la vuelta 53 nuevamente el Pace Car hizo su ingreso para retirar de la pista a Carlos Rodríguez y se retiró hasta el giro 56.

Luego de tanto infortunio, Formal cayó al quinto lugar, Alvarado al duodécimo quien además fue sancionado y ahí nació la figura del líder Montalto quien incrementó su ventaja en la cima de la general. La fecha también la ganó y le acompañaron en el podio el chapín Andrés Saravia y Felipe Vargas.

 

 


Ver comentarios