Enviar
Sábado 8 Marzo, 2014

La sola insinuación de que hubo un hecho voluntario de alguien en el INS para afectar a don Johnny Araya, es perversa


El INS actuó con absoluta transparencia

Es preocupante cuando una persona haciendo uso del privilegio de la libre expresión, como usted, don Miguel Ángel, en su artículo titulado “No se puede tolerar que se violen derechos fundamentales”, del lunes 3 de marzo de 2014, emite criterios sin fundamento que lesionan la buena imagen del Instituto Nacional de Seguros (INS) y despierta el morbo entre los lectores.
El INS otorgó pólizas básicas de accidentes para voluntarios y atletas que participaron en los X Juegos Deportivos Centroamericanos, que se llevaron a cabo en 2013.
Estas pólizas forman parte del patrocinio otorgado por el Instituto a la Asociación Comité Organizador de los Juegos Deportivos Centroamericanos, de la cual don Johnny Araya fungió como Presidente y representante legal.
En su artículo usted lanza la siguiente interrogante: ¿Cómo puede el INS de buena fe cometer un error de tanto bulto respecto a un costarricense que está compitiendo por la Presidencia de la República?
Lo que usted señala no es cierto, el INS no ha cometido un error, es una práctica común asignarle al representante de la empresa la emisión de la póliza, y cualquiera puede pagar una póliza a nombre de otra persona.
La presunción de que es un pago hecho por el tomador de la póliza es de Tributación, y tampoco es el INS quien ha acusado a nadie de no reportarlo a Hacienda, al contrario, el INS reportó absolutamente a todas las personas que suscribieron una póliza y a quienes se les dedujo el impuesto de ventas.
La sola insinuación de que hubo un hecho voluntario de alguien en el INS para afectar a don Johnny Araya, es perversa. Si tiene alguna duda lo invito al INS para explicarle con más detalle el procedimiento.
Cómo costarricense y funcionario del INS no logro entender por qué usted está resentido con esta institución que le ha dado tanto al país, cuando más bien, los resentidos deberíamos ser nosotros los funcionarios del Instituto con su persona.
En este caso hay absoluta transparencia y lo correcto es informar que el Instituto Nacional de Seguros actuó de buena fe. Tratar de darle algún otro tinte a este asunto es inaceptable en ciudadanos correctos.

Fernando López Lizano

Director ejecutivo
Sede San José
INS