Enviar
Federer apunta al U.S. Open
Conquistó ayer Cincinnati por cuarta ocasión

Con la meta fija de ganar el Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam de la temporada que arrancará el 30 de agosto, el tenista suizo Roger Federer se repuso ayer de un revés en el primer set en “muerte súbita”, ante la revelación del Masters de Cincinnati, el estadounidense Mardy Fish y lo dobló en los dos últimos sets, para un global de 6-7 (5), 7-6 (1) y 6-4.
Cuarta ocasión que Federer sube al podio de este Masters y corona que le cae de perlas después de una temporada complicada, en la que fue desplazado como uno del planeta e incluso estuvo después de muchos años en la casilla número tres.
Su único gran botín de esta campaña fue la conquista del Abierto de Australia. No sería nada desagradable para el carismático tenista helvético, abrir y cerrar el circuito amarrando el primero y el cuarto de los “Grandes”.
A Federer se le escaparon las finales del Masters de Canadá, en pista dura, el Masters de Madrid, en tierra, y el torneo de Halle, sobre hierba, pero ahora alimenta su cosecha con el cuarto pergamino en Cincinnati y empata esta marca con el sueco Mats Wilander.
Federer amarró su décimo sétimo Masters 1000. Igual que Andre Agassi y a solo uno del español Rafael Nadal.
Una sola rotura de servicio decantó el vencedor de Cincinnati. Fue en el noveno juego del tercer set cuando Federer quebró el saque de Mardy Fish, el arma en la que se sustentó el estadounidense, que cerró el duelo con 17 saques directos pero frustrado por no poder conquistar el título más importante de su carrera.
Fish fue la revelación de la presente edición. En su cuarta final del año, que le supusieron los títulos de Atlanta y Newport y la derrota en Queens, aspiraba al triunfo más sonoro de un historial que contempla cinco éxitos.
Finalista en 2003, cuando perdió ante Roddick, al que eliminó en semifinales, eliminó uno por uno al francés Gilles Simon, al español Fernando Verdasco, octavo favorito, al galo Richard Gasquet y al británico Andy Murray, cuarto cabeza de serie, pero volvió a salir derrotado de la final en este torneo a pesar de que se puso por delante en el partido tras apuntarse el desempate en el primer parcial.
Apenas cuestionó el saque de Federer. Solo tuvo una ocasión de rotura, y pretendió llevar los sets al “tie break”. También pasó en el segundo que perdió ante el helvético. La pérdida del servicio en el noveno supuso una nueva derrota ante el suizo, la sexta en siete enfrentamientos.
Sin embargo, el buen papel de Fish le hará mejorar 15 puestos en el ranking mundial. Del 36 en el que estaba, sube al 21. Federer se mantiene en el número dos, condición con la que afrontará el Abierto de Estados Unidos, su auténtico objetivo en este tramo de la temporada.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
Ver comentarios