Expertos avalan potencial tico en turismo de convenciones
Tanto Juan José García (izq.), como Arnaldo Nardone mantendrán las asesorías con el ICT para captar las oportunidades de congresos que más convengan a Costa Rica. Cortesía/La República
Enviar

Como el secreto mejor guardado, así califican consultores internacionales la capacidad de Costa Rica para convertirse en líder regional del turismo de convenciones.


Las acciones de Costa Rica para diversificar el segmento turístico y abrirse camino en el nicho del “pure meetings” van por buen camino, ya que este proyecto se ha desarrollado con mayor fuerza en los últimos años.
El país tiene lo necesario para convertirse en referente internacional de este campo, iniciando con la construcción del Centro Nacional de Congresos y Convenciones, proyectado para 2018.
Aspectos como la reputación en turismo de aventuras, conocimiento del nuevo público meta y un equipo técnico que conoce el movimiento del mercado de reuniones, son los principales valores agregados que tiene el país, según los asesores Arnaldo Nardone y Juan José García.
“Lo primero que vimos fue una gran capacidad para ser protagonista en este mercado, y no solo por las cualidades naturales, sino que tiene un gran equipo de trabajo, pero que tardó en introducirse al mercado”, dijo Arnaldo Nardone, director de MICE Consulting.
Además, dieron a conocer que hasta el momento el ICT carecía de una estrategia integral para promocionar al país como el destino ideal para organizar congresos.
Dicha estrategia se basaría en dos puntos clave: replantear las acciones de mercadeo e instar a los líderes de los sectores productivos del país y ciudadanos en general, a que se conviertan en representantes del país ante los organizadores de convenciones.
Para ello, se lanzó el proyecto “Programa de Embajadores”, una iniciativa que propone que los líderes de sectores económicos y público en general, empiecen a promocionar Costa Rica como sede de actividades profesionales.
Con este proyecto, la cartera de Turismo persigue traer unos 7.500 visitantes de reuniones, en el primer año de función del Centro Nacional de Congresos y Convenciones y se enfocarían en los mercados de Estados Unidos y de algunos países latinoamericanos.
“El objetivo del plan de embajadores es motivar a la comunidad profesional costarricense que participa en reuniones internacionales a que traiga los congresos aquí, desde medicina, tecnología o cualquier tipo”, explicó Juan José García, asesor internacional de turismo de reuniones.
Por año se generan unos 1.200 congresos profesionales en el mundo, a los cuales asisten en promedio unos 500 participantes, con una estancia de entre cuatro y cinco días.
El ingreso que deja un turista de reuniones es mayor al de uno de ocio, ya que los primeros gastan en promedio $2.225 por congreso, es decir, este mercado deja alrededor $1.300 millones anuales.

¿Cómo se atrae un congreso a Costa Rica?

Para que un país sea la sede de un congreso, los embajadores o líderes de sectores deben realizar los siguientes pasos (las sedes de las convenciones se eligen de tres a cinco años antes):

• Presentar el país como candidato
• Lograr acercamiento con la entidad organizadora del congreso
• Elección de la ciudad más adecuada dentro del país (hoteles y acceso)
• Elaboración de estudios de impacto económico y posibles competidores
• Planificar las visitas de inspección y de mejoría

Ver comentarios