Logo La República

Lunes, 22 de abril de 2024



NACIONALES


Excesivo ruido de iglesias y bares, molesto perifoneo y pitoreta del tren no se resolverán con nuevo reglamento

El límite para la bulla nocturna bajará de 45 a 40 decibeles

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Martes 02 abril, 2024


El ruido puede llegar a ser muy molesto y hasta puede afectar la salud. Canva/La República
El ruido puede llegar a ser muy molesto y hasta puede afectar la salud. Canva/La República


Los cánticos de grupos religiosos cerca de casas de habitación, así como el ruido que pueden generar bares en zonas residenciales, no se resolverían con el nuevo reglamento de ruido que pronto dará a conocer el Ministerio de Salud.

Lea más: ¿Exceso de ruido? Descubra cómo afecta su bienestar

Tampoco se pondrá punto final al molesto y constante perifoneo en las barriadas de la capital, ni se regulará el ruido que emite la pitoreta del tren.

Estas observaciones fallidas fueron hechas por la Defensoría de los Habitantes, organizaciones no gubernamentales y grupos de vecinos, quienes acudieron al llamado del Ministerio de Salud para definir un nuevo reglamento en octubre pasado.

Sin embargo, varios meses después, el gobierno ya anunció que un puñado de esas observaciones no se tomarán en cuenta.

Se espera que el reglamento se dé a conocer en los próximos días, según señaló Mary Munive, ministra de Salud.

En el caso del tren, por ejemplo, se utiliza para la prevención de accidentes, por lo cual, entra en el apartado de excepciones, como sonidos producidos por artefactos para la prevención de accidentes, mientras que el perifoneo y las muflas alteradas de vehículos son temas que debe regular el Ministerio de Obras Públicas y Transportes y no el Ministerio de Salud.

Lea más: Excesivo ruido está dañando

En cuanto a los ruidos que puedan hacer grupos de personas reunidas, como los que emanan de una iglesia o un bar, no se determinarán vía reglamento, sino que deberán elevarse las denuncias a los tribunales, dijo Yolanda Chamberlain, profesional de la Dirección de Calidad de Vida de la Defensoría de los Habitantes.

“En cuanto a la voz humana, por ejemplo, pongamos el caso de una persona que vive cerca de un bar o una iglesia, y aunque no haya música de por medio, el ruido que producen 30 personas cantando, hablando o gritando puede llegar a perturbar. A pesar de ello, el Ministerio de Salud nos está diciendo que no se incluirá en el reglamento este tema, sino que tendrá que resolverse en los tribunales, de acuerdo al nuevo reglamento, y eso no está bien”, dijo Chamberlain.

El nuevo reglamento todavía no se ha dado a conocer, pero si por la víspera se saca el día habría muchos elementos preocupantes, agregó Chamberlain.

Otro aspecto que no se permitirá son las denuncias anónimas, ya que se pretende evitar abusos. De esta manera, las denuncias solo se investigarán cuando sean formales y haya una persona o grupo que la sostenga.

En lo que sí se da un avance, según Chamberlain, sería en la reducción de decibeles en horario nocturno, ya que se pasará de 45 a 40 decibeles como máximo.

Pese a ello, hay todavía una brecha importante, ya que la Organización Mundial de la Salud establece un límite de 30 decibeles en los dormitorios durante la noche para un sueño de buena calidad y menos de 35 para buenas condiciones de enseñanza y aprendizaje.

Sobre este tema, Munive indicó a mediados de marzo a LA REPÚBLICA que pronto se dará a conocer el nuevo reglamento.

“El próximo 5 de abril estaremos lanzando el procedimiento nuevo de productos para la gestión ambiental, en donde vamos, no solamente a lanzar la política pública de gestión de residuos sólidos, sino también parte de lo que son los nuevos reglamentos para el manejo de rellenos sanitarios y otras cosas molestas que surgen en el ambiente como el ruido o el olor”, dijo la funcionaria.


Preocupaciones


Una serie de preocupaciones expuestas por diferentes grupos como la Defensoría, organizaciones no gubernamentales y asociaciones de vecinos en torno al ruido fueron rechazadas por el Ministerio de Salud.

Estas son algunas de ellas, las cuales, incluyen el molesto perifoneo, la pitoreta del tren y el ruido excesivo de vehículos, entre otros.

Variable Propuesta rechazada
Límite nocturno en zona residencial Se da una reducción de 45 decibeles a 40 decibeles.

El cambio se basa en las directrices de la OMS sobre ruido comunitario donde recomiendan menos de 30 decibelios ponderados en los dormitorios durante la noche para un sueño de buena calidad y menos de 35 decibles en las aulas para permitir buenas condiciones de enseñanza y aprendizaje
Confidencialidad de denuncias No se permite la confidencialidad de la denuncia, ya que se debe conocer la fuente de la queja
Exceso de ruido daña ecosistemas y especies Se rechaza porque requiere que el Minae cuente con una legislación específica y capacitar al personal
Uso de aplicaciones de sonómetro Se rechaza y se determina que solo las mediciones del personal del Ministerio de Salud son válidas
Muflas modificadas o roncadores en vehículos Se trata de una competencia del Ministerio de Obras Públicas
Pitoreta del tren En este caso, la pitoreta del tren se utiliza para la prevención de accidentes, por lo cual, entra en el apartado de excepciones como sonidos producidos por artefactos para la prevención de accidentes
Nuevo horario de ruido para establecimientos Se mantiene horarios actuales
Perifoneo de vehículos Se considera competencia del MOPT y no del Ministerio de Salud
Ruido en condominios por música Corresponde a las autoridades de los lugares
Sonidos de grupos de personas (Iglesias y bares por ejemplo) No correspondería al Ministerio de Salud, sino a denuncias ante los tribunales
Ausencia de plan regulador Le corresponderá a la municipalidad en cuestión determinar y sancionar el exceso de ruido


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.