Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 12 Mayo, 2014

El nombramiento de Mariano Figueres en la DIS perturba a algunos, más aún cuando anuncian que investigará expedientes sobre el TLC


Evo, Correa… y un príncipe

Aplaudidos largamente. Doña Vicky Saxe llamó al programa de radio para decir que nunca había ido a una toma de posesión, en sus varias décadas de vida; pero que esta vez iría cargada de ilusiones, de esperanza.
Así acudieron miles al Estadio Nacional, mostraron sus mejores galas, sus mejores sonrisas, sus mejores sueños, sus mejores aplausos reservados para aquel profesor universitario, que les decía que sí se podía, aunque las encuestas lo situaran en el margen de error, él les reiteró que con Costa Rica no se juega. Frase que les hizo terminar el jueves en su discurso de toma de posesión.
El Estadio Nacional fue la oficina, el restaurante, la casa de las costas, en los valles, las colinas, en las más cómodas y las más desvencijadas. Ahí estaban optimistas, pesimistas o indiferentes, conectados con ese instante… Cada cuatro años religiosamente, los costarricenses somos parte de este ritual, en que el gobernante que termina asiste a investidura del elegido para los siguientes cuatro años. La esperanza de que las promesas se cumplan, que el Estado funcione ágil, eficiente, y prontamente, se transforman en aspiraciones comunitarias… Quizá esta vez, quizá esta vez sí, es el pensamiento repetido…
Llegaron dos de los presidentes más fuertes del Alba, un dirigente sindical indígena y un académico prestigioso. Extraño, recibimos noticias de las agencias internacionales, que solo publican noticias negativas de Evo Morales y Rafael Correa.
Nuestros medios de comunicación dedican un par de minutos a las notas internacionales, pero el pueblo les aplaudió, como si leyeran o vieran los medios de Bolivia o Ecuador, los recibieron con afecto, con alegría, con entusiasmo… Las personas en el Estadio distinguen la paja del trigo, tal parece.
Los momentos que conmovieron; el abrazo con el padre, el afecto, el orgullo evidente del Presidente por la catizumba de güilas hermosos, que son sus hijos e hijas. Es definitivo el poder del amor de la familia es un lazo indisoluble.
Lo inesperado la presencia de policía de Ecuador en el recinto de la UCR, la detención de un estudiante que quería manifestarse en un auditorio que goza de autonomía… ¿Se manifestarán los estudiantes de la FEUCR, de la Escuela de Derecho por la agresión a un estudiante —que legítimamente protestaba—, por la violación de la autonomía universitaria con la presencia de policías y militares extranjeros? ¿Las autoridades universitarias tal vez? ¿Solo funciona para nuestros oficiales de policía?
El nombramiento de Mariano Figueres en la DIS perturba a algunos, más aún cuando anuncian que investigará expedientes sobre el TLC. Dos semanas atrás el presidente Solís dijo que Figueres no ocuparía ningún cargo… ¿Qué ocurrió, o qué podría ocurrir que cambió de parecer?
La especulación llena las redes sociales… ah, sí, también el Príncipe Felipe recibió aplausos afectuosos; algunos sugieren que no superamos la Colonia, pienso que el tema pasa por otras razones; las mismas que tuvo Letizia.

Iris Zamora