Enviar
Europa reacciona a la crisis crediticia

La decisión de dejar la tasa de interés de referencia estable señala que preocupa más el revuelo crediticio que la inflación

Agustina Cobas
[email protected]  

Los efectos de la crisis que comenzó en el mercado de créditos hipotecarios de alto riesgo en Estados Unidos siguen observándose no solo en la economía norteamericana sino también en Europa y otras regiones del mundo.
La preocupación de que las consecuencias negativas sigan expandiéndose en los mercados se materializó en la decisión, tomada por el Banco Central Europeo (BCE), de mantener la tasa de interés de referencia en un 4%, en su reunión del comité de política monetaria el jueves pasado.
El anuncio no sorprendió a los mercados, ya que desde varios días atrás las estimaciones de los analistas contemplaban esta posibilidad.
Como los precios en la zona euro habían mostrado algunos incrementos, las autoridades del BCE pusieron mayor atención a este indicador, para lo que habían comenzado una campaña de alzas en las tasas de interés.
Sin embargo, el terremoto financiero ocasionado por los efectos de la crisis crediticia pasó al primer lugar en la lista de problemas por resolver de las autoridades monetarias del Viejo Continente.
“Aunque hay algunos problemas de inflación, es más inmediato el tema de la crisis subprime, y aunque mantener la tasa baja provocará un problema de inflación en un par de años, el BCE tiene que rescatar a los bancos. Es complicado, pero la prioridad es hacer frente a la turbulencia actual”, comentó Dan Chaput, experto en mercados internacionales.
Por otra parte, el Banco Central de Inglaterra, que señaló estar determinando cuál será el impacto real de la crisis crediticia sobre la economía, no se quedó atrás y resolvió también mantener la tasa de referencia en un 5,75%.
Respecto al efecto que la decisión de mantener la tasa tendrá sobre el crecimiento económico de la zona euro, Jean Claude Trichet, presidente del BCE, señaló que la volatilidad que se ha observado en los mercados financieros durante las últimas semanas obliga a contar con más información antes de determinar el impacto futuro sobre la economía, según informes de Bloomberg.
Además, las estimaciones del crecimiento económico se redujeron del 2,6% al 2,5%, mientras que la proyección de la tasa de inflación se mantuvo igual, en un 2% para 2007 y 2008.

Ver comentarios