Foto 1
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Para abril la Asamblea votará en primer debate el proyecto de ley de la reforma fiscal (Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas).
Esta reforma es lo que las agencias calificadoras de riesgo, inversionistas sofisticados y la economía del país en general estaban esperando.

Pero mientras suceden estos ajustes, que darán resultados en el mediano y largo plazo, sería bueno mejorar también la manera en que estamos financiando el faltante necesario para cubrir compromisos que se deben pagar en el corto plazo.

Hoy Hacienda se financia solo con recursos internos, los cuales son caros, por lo cual no sería descabellado volver a pensar en endeudamiento externo ¿Eurobonos o un crédito internacional?

La negociación fiscal debería estar atada a una mejor y más barata opción para el financiamiento del déficit en cuanto a la presión de las tasas de interés y el estrujamiento al sector privado.

Aun con nuevos impuestos y recorte del gasto que podría traer la aprobación de gran parte de la nueva ley, la liquidez de corto plazo es un riesgo para Hacienda ya que no cuenta con recursos necesarios por lo que presiona el mercado y seguirá con este plan tal y como lo dio a conocer en su plan de endeudamiento presentado hace diez días.

¿Por qué colocar deuda externa?

El mercado externo todavía es más barato que el interno, por esto Hacienda podría programar mejor la deuda y no tener que presionar tanto por los recursos de la economía nacional, afectando como hoy lo hace a la banca y estrujando al sector privado.

Las tasas de interés sentirían un alivio, al igual que podría existir un mejor ambiente entre los empresarios para buscar expansiones, créditos y buscar nuevos negocios.

Para poder emitir en los mercados internacionales es necesaria una ley; hoy no se habla de ella, pero varios diputados actuales y electos ven esto como una posibilidad, así como analistas.

Esto debe ir de la mano con la aprobación de los nuevos impuestos que proporcionen ingresos frescos al gobierno y recortes de gastos que den un respiro a las obligaciones de Hacienda.

Sin la aprobación de este proyecto, no ven factible colocar los eurobonos ya que sería otro instrumento más para simplemente “patear la bola” de la solución fiscal y quitaría presión sobre la necesidad de contener el gasto, indican los analistas.

¿Por qué se justificaría la colocación?

Hacienda ha sido claro en que irá a buscar recursos de todas las formas que la ley le permita, ya que la necesidad de fondear el faltante de recursos cada día es mayor.

Si Hacienda está tan desesperado por conseguir recursos frescos, la mejor forma de hacerlo es por la vía más barata, e incluso de largo plazo que el mercado ofrece, en ese caso, eurobonos.

Hoy fondearse solo en el mercado nacional es limitante, además que los inversionistas cada día presionan por mejores rendimientos, algo que tira las tasas de interés al alza.

Hoy un bono a diez años en colones en el mercado nacional paga alrededor del 10%, uno en dólares cerca de un 6%.

Por otro lado, en el mercado internacional, un nuevo bono de Costa Rica a diez años podría salir por el 4%, siendo menor que como endeudamiento interno y por mayores montos.

Además, se ha demostrado con pasadas colocaciones que los inversionistas internacionales sí tienen apetito por bonos ticos.
También, sin tener una rebaja en la calificación de deuda por parte de Moody’s, Fitch o S&P, no se castigaría por parte del mercado buscando más rendimiento, en especial si se logra la aprobación de la reforma fiscal.

Nueva ley traería el IVA, ajustes en renta y en salarios públicos

Los legisladores votarán en abril en primer debate el Proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (reforma fiscal), luego de aprobar la vía rápida el miércoles pasado.

Este traería dos componentes para aumentar los ingresos, y dos para darle eficiencia al gasto originada por algunos recortes.

El principal cambio es el de gravar los servicios, lo que aumentará la base de contribuyentes, esto ocurre porque se daría una transformación del impuesto general sobre las ventas por un impuesto al valor agregado que mantendría la tasa de 13%.

De acuerdo con estimaciones hechas por Hacienda, el cambio generará un 0,5% del PIB cada año.

En cuanto a los cambios en renta, se establecería una tarifa del 15% para las rentas de capital (ganancias provenientes de un bien) y las ganancias de capital (se generan con inversiones como compra de bonos o acciones). Actualmente este tributo es del 8%.

Los cambios en salarios públicos buscan un esquema de mayor eficiencia y calidad en el gasto público, ya que definiría topes a los salarios más altos de la administración pública, implementaría un sistema de remuneración de salarios únicos para jerarcas y convertiría la anualidad en un mecanismo de evaluación que se otorgue por excelencia individual.

Otro cambio sería en la Constitución, ya que se implementaría una Regla Fiscal que le daría a Hacienda sostenibilidad de mediano plazo con una paulatina reducción de la deuda pública, además de impulsar recortes graduales en el gasto corriente.

Ganadores y perdedores de un posible eurobono

Con una emisión internacional, entrarían dólares frescos a la economía costarricense, lo que significaría presiones a la baja en el tipo de cambio principalmente.

Ganadores

  • Deudores en dólares Para los que tienen créditos en dólares y no generan sus ingresos en esta moneda son buenas noticias, ya que dejarían de tener presiones al alza en el tipo de cambio.
  • Entidades financieras La presión que hace hoy Hacienda por los recursos, molesta a los bancos, ya que deben subir la tasa de interés y pelear por los recursos que hay a lo interno, con la emisión esto disminuiría.
  • Banco Central Con esta emisión internacional volvería a activar su programa de compra de dólares para aumentar sus reservas internacionales.

Perdedores

  • Competitividad El sector exportador, turístico y empresas internacionales volverían a batallar con un tipo de cambio con tendencia a la baja, perdiendo competitividad con respecto a otros países.
  • Ganan en dólares Aquellas personas que tienen sus contratos indexados en dólares, recibirían una menor porción de colones debido a la presión a la baja en el tipo de cambio.

Así lo ven

Esta sería una buena herramienta para el fondeo nacional, siempre y cuando se apruebe la reforma fiscal.

Edna Camacho
Presidenta
Academia Centroamérica

Buena opción, pero con aprobación de la ley

La promoción y aprobación de una ley que autorice al Gobierno a colocar eurobonos tiene sentido solo si se aprueban las medidas del proyecto de ley de fortalecimiento fiscal o aquellas que corrijan el problema fiscal.
Si no se avanza en esta corrección, la autorización para colocar deuda externa sería inconveniente pues se estaría, una vez más, pateando la bola para adelante.


Álvaro Trejos
Consultor en Derivados Financieros
Especialista en Asset Management

Hay que tener cuidado con el endeudamiento

No podemos seguir aumentando el endeudamiento externo, excepto para proyectos de infraestructura y similares o préstamos blandos a largo plazo.
Tanto los eurobonos como los contratos de colocación son endeudamiento externo. La única forma es con subastas estandarizadas en colones, donde los inversionistas extranjeros utilicen coberturas cambiarias.
Al igual que el Tesoro americano. Hacienda debe hacer subastas programadas en plazos benchmark de 1, 3, 6, 12 meses, 2, 5, 10, 20, 30 años
El BCCR debe salirse de los plazos de 1 y 2 años y refinanciar su deuda estructural a 20 o 30 años.
Es natural que los inversionistas ante expectativas de un alza en las tasas prefieran el corto plazo. Hay que tener una buena o excelente programación de la liquidez de Hacienda y reforzar el principio de caja única por medio de las reformas recién aprobadas y con acuerdos institucionales.
No podemos tomar decisiones erradas para el país, por tratar de dar una falsa sensación de bienestar. Esa ha sido la política equivocada de los últimos años.
Una de las ventajas de la estandarización y de las subastas, junto con medidas complementarias, es el desarrollo del mercado secundario de bonos. Algo que el FMI ha venido recomendando desde hace varios años.
Un mercado secundario facilita las inversiones y llevaría al desarrollo del mercado de bonos corporativos y de los instrumentos de cobertura de los riesgos de tasas de interés.
 

Ver comentarios