Enviar
Equus toca a la puerta
Jinetes de 11 países participarán en esta tradicional competencia

Un grupo de excelentes jinetes del exterior y otra buena cantidad de costarricenses serán protagonistas de la vigésima edición del concurso Equus, que arranca el próximo jueves en el Club Hípico La Caraña, en Santa Ana.
Este evento será una buena oportunidad de competencia y fogueo para los costarricenses, que se dicen preparados para dar la cara por el país.
La actividad, en la que participarán 44 binomios nacionales y 48 extranjeros, tendrá acción desde el miércoles, que es el día para que los jinetes prueben a los caballos. El primer día del concurso será el jueves, el viernes lo tendrán libre para dar descanso a los caballos, y para que los jinetes elijan realizar la actividad que deseen. El evento se reanuda el sábado y domingo con las jornadas finales de la competencia. En los tres días de acción, el torneo arrancará desde las 9 a.m. y se extenderá aproximadamente hasta las 4 p.m.
Hannia Wolf, organizadora del evento, manifestó que los jinetes panameños traerán sus caballos, por la cercanía geográfica entre ambos países, pero el resto de jinetes foráneos montarán caballos que les facilitarán los nacionales.
El diseñador de la pista será Rob Jansen de Holanda, quien cuenta con amplia experiencia y reconocimiento ya que tiene licencia cuatro estrellas, además la señora Doris Fihman de Venezuela será la jueza del Equus 2012.
Con respecto a los países participantes, Rafael Murillo, periodista de la federación, informó que habrá jinetes de Argentina, Brasil, Chile, Venezuela, España, Panamá, El Salvador, Guatemala, México, Canadá y Costa Rica.
“Los jinetes costarricenses, al estar ellos en su casa, en su cancha y conocer su caballo tienen ventaja competitiva, sin embargo vienen jinetes muy buenos, además los caballos que les prestarán son excelentes”, manifestó Wolf, quien agregó que en años anteriores las categorías más altas las han ganado los extranjeros.
Este torneo, que se ha realizado siempre en La Caraña, desde 1992, significa para los organizadores una gran fiesta ecuestre, además de que está avalado y aparece en el calendario de la Federación Ecuestre Internacional, y por ello cuenta con jueces que aparecen en los listados de esta.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios