Enviar
Enésimo abuso del Real
Goleó al Espanyol para mantener su ventaja de diez sobre el Barcelona

El Real Madrid suma y sigue en procura de ganar la Liga, no cedió a la presión del Barcelona con su enésimo abuso en el Bernabéu con una goleada al Espanyol (5-0) y Gonzalo Higuaín zanjó, con dos goles, su crisis goleadora tras seis partidos sin ver portería.
Quedan pocas historias que contar en la Liga. Al menos de momento. A este ritmo, el conjunto blanco, sin fisuras, tiene todas las de ganar. Por eso, los debates antes de cada jornada se centran en si José Mourinho se ha comprado una casa en Londres para marcharse; o si Gonzalo Higuaín, en plena crisis anotadora, va a cambiar de aires, y todo se mezcla con la posible renovación de Josep Guardiola por el Barcelona.
A la espera de la Liga de Campeones, ya se mira al futuro y poco al presente. Éste no era otro que el Espanyol. Pocos detalles deportivos que adivinar. Al final, estos perjudicaron a tres jugadores. Esteban Granero, José Callejón y Raúl Albiol se quedaron en el banquillo. En su lugar jugaron Sami Khedira, Ricardo Kaká y Ricardo Carvalho.
El último dejó muchos errores para la galería. En los primeros 25 minutos, Alvaro le cogió la espalda, hizo una cesión peligrosísima a Iker Casillas y recibió una amarilla absurda.
Enfrente de ese esquema estaba el Espanyol de Mauricio Pochettino. El argentino fue valiente. No cambió su estilo. Defensa adelantada, algo de presión y una intentona por jugar la pelota.
Y ese precioso castillo de naipes montado por el Espanyol se cayó en el minuto 23. Tarde o temprano iba a llegar el gol blanco. Fue Cristiano, una vez más, y van treinta en esta Liga, quien marcó a pase de Higuaín tras aprovechar un error de Raúl Rodríguez.
Ahí se acabó la película. El resto, es de sobra conocido en el Bernabéu. Al final, en este curso, el Real Madrid acaba devorando a sus rivales. Antes, a punto de finalizar los primeros 45 minutos, había marcado Sami Khedira, que culminó una buena triangulación con Cristiano y Özil.
En los vestuarios se quedó Carvalho, que cedió su hueco a Raphael Varane.
Llegaron cinco, con un acertado Kaká y los dos de Higuaín, que zanjó su crisis goleadora en su partido número 150 de Liga.

Madrid /EFE


Ver comentarios