Enviar
En Toronto…manda Murray
Vence a Federer y es bicampeón de Copa Rogers

El británico Andy Murray se adjudicó ayer la Copa Rogers de Toronto tras derrotar en la final al suizo Roger Federer en dos sets.
El partido, que fue interrumpido en tres ocasiones por la lluvia, terminó con un 7-5 y 7-5 para el número cuatro mundial.
Es el segundo año consecutivo que el escocés Murray se adjudica la Copa Rogers, uno de los torneos del circuito Masters 1000 de la ATP.
El año pasado, Murray ganó en la final, disputada en la ciudad de Montreal, al argentino Juan Martín del Potro.
Para llegar a la final de este año, Murray tuvo que superar en semifinales al español Rafael Nadal, el actual número 1 mundial. Por su parte Federer, número 3 de la ATP, doblegó al serbio Novak Djokovic, el segundo del ránking mundial.
El primer set se lo adjudicó el jugador escocés por 7-5. Murray empezó el partido como lo terminó ayer contra Nadal, a quien derrotó en dos sets.
El número 4 de la ATP rompió el servicio de Federer en el primer y tercer juego y mantuvo el suyo en el segundo. Casi antes de que el jugador suizo pudiese sentir el intenso calor y humedad de la pista central del Rexall Centre de Toronto, Murray ya le había colocado un 3-0.
El suizo reaccionó y se adjudicó los dos siguientes juegos tras romper el servicio de Murray.
Pero Murray volvió a exhibir las mismas virtudes que al principio del set. Bolas largas, ajustadas a las líneas; Federer salvó dos bolas de ruptura pero finalmente el escocés se llevó el juego y puso el marcador en un 6-5.
Con la presión sobre su servicio, Murray no defraudó a sus seguidores. Colocó tres primeros servicios por encima de los 200 kilómetros por hora y ajustó sus golpes a las líneas de fondo y laterales. Y no desaprovechó dos bolas de set.
Tras 46 minutos, Murray se sentó en su silla con el primer set a su favor 7-5.
Tras alrededor de una hora de parón, y el set empatado 3-3 los dos jugadores regresaron a la pista y mantuvieron sus servicios hasta que Murray le arrebató al suizo la ventaja en el undécimo, lo que colocó el marcador en un 6-5 para el escocés.
Murray no desperdició la oportunidad y con su servicio, que conectó en ocasiones a más de 220 kilómetros por hora, consiguió dos bolas de partido. La segunda fue la definitiva.

Toronto, Canadá
EFE



Ver comentarios