Empresas refuerzan combustibles limpios a base de desechos
“Dentro de nuestro programa de RSE estamos promoviendo participar de forma más asidua en ferias ambientales”, declaró Marvin Calderón, director de Operaciones de Cemex Costa Rica. Esteban Monge/La República
Enviar

Algunas compañías nacionales impulsan acciones que contribuyen al cuidado del medio ambiente, una de ellas es generar combustibles renovables a partir de desechos, reduciendo así su huella de carbono.

Para ello utilizan residuos biomásicos u otros catalogados como no tradicionales (telas, plásticos, llantas trituradas, etc.), esta es una de las iniciativas más rentables para las empresas actualmente.

Evitar los combustibles fósiles reduce hasta en un 30% el impacto ambiental que se genera en los procesos productivos de diversas industrias, además abarata los costos de manufactura.

Cemex utiliza su horno cementero para procesar desechos y convertirlos en combustibles limpios; a través de esa fuente de energía, puede realizar una cuarta parte del total de su producción.

“Esta iniciativa se llama coprocesamiento térmico, los desechos son tratados a unos 2 mil grados Celsius y nos permiten generar ese tipo de combustibles, parte de nuestra estrategia es mitigar los gases de efecto invernadero que genera la fabricación de cemento”, comentó Marvin Calderón, director de Operaciones de Cemex Costa Rica.

Esta empresa recibe por lo menos un 65% de los desechos no tradicionales que se generan en el país, mediante una plataforma oficial del Ministerio de Ambiente y Energía llamada SIGREP (Sistema de Gestión de Residuos Peligrosos).

Otra compañía que se está involucrando con fuerza en la sostenibilidad es Bridgestone, ya que desde 2014 funciona una caldera de biomasa que permite reducir la cantidad de búnker utilizada para producir sus neumáticos.

“La caldera nos permite reducir hasta en un 70% la utilización del búnker necesario para nuestra producción, también tenemos otras políticas ambientales como el reciclaje de neumáticos y el uso del hidrógeno como combustible”, explicó Erick Herrera, gerente país de Bridgestone Costa Rica.

Estas políticas han contribuido a que la cantidad de dióxido de carbono que produce la multinacional se redujera en un 55% durante el año anterior.

Los montos destinados para este tipo de iniciativas son muy variados y dependen de las estrategias de las empresas, ya que algunas reservan fondos para mejoras de equipo y otras invierten en el diseño desde cero de una estrategia ambiental.

Tanto el Ministerio de Ambiente y Energía como el de Salud, supervisan el accionar de las compañías en esta materia, mediante visitas a las plantas para examinar los procesos de generación de combustibles.

También impulsan desde hace algunos años las ferias ambientales, estos espacios permiten compartir no solo nuevas tendencias en responsabilidad social empresarial (RSE), además facilitan un espacio de interacción entre compañías para compartir experiencias sobre acciones sostenibles.

“Desde hace 13 años creamos los espacios de ferias ambientales, donde tratamos de enseñarles a los empresarios y ciudadanos que con pequeñas acciones se pueden lograr cambios importantes en el ambiente”, dijo Édgar Gutiérrez, ministro de Ambiente y Energía.

El fin de semana anterior, en el marco del Día del Ambiente, al menos 100 empresas nacionales participaron en la feria que busca aportar acciones al plan país de carbononeutralidad para 2021.
 

Tipos de combustibles alternativos

Los biocombustibles son una opción viable y accesible para las compañías que desean contribuir con la protección del ambiente sin afectar su productividad, estos son los más comunes:

  • Gases naturales (metano, propano, etano y butano)
  • Biodiésel
  • Hidrógeno
  • Electricidad

 


Ver comentarios