Empresarios solicitan atacar sensibilidades ante un TLC con Japón
Enviar

El sector privado solicitó al próximo presidente, Carlos Alvarado, medir sensibilidades y mejorar el clima de negocios y la competitividad en caso de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Japón.

El principal atractivo sería el sector agrícola y agroindustrial, ya que la demanda de un país tan poderoso es abultada, sin embargo, persiste el temor del ingreso de una fuerte producción industrial que afectaría a las empresas nacionales.

Otro de los retos considerados por el sector privado es mejorar el clima de negocios y la competitividad, de manera que se puedan disminuir los costos.

“La promoción de la inversión extranjera nunca es mala, sin embargo, se deben atender otros temas de competitividad y mejorar la tramitología, ya que nadie va a querer venir a Costa Rica si no se mejoran las condiciones actuales”, afirmó Mario Montero, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria.

El sector industrial mantiene el mismo temor que existía con Corea del Sur, ya que Japón tiene una producción muy grande y la única manera de salir victorioso, desde el punto de vista de Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias, es que se atiendan esas sensibilidades.

Para Juan Rafael Lizano, director ejecutivo de la Cámara de Agricultura, el costo de exportar a Japón es muy alto, aunque sí visualiza muy buenas oportunidades porque demandan muchos productos de la tierra.

Durante la semana pasada, Alexander Mora encabezó una gira en la que se allanó el camino y se trató de finiquitar un acuerdo de inversiones.

El documento es la antesala para que ambos países puedan firmar un acuerdo comercial más concreto, que se sumaría a otros que tiene el país con Asia: China y Corea del Sur.

La posibilidad de que se firme podría haber dejado de ser una utopía, luego de que Carlos Alvarado, presidente electo, confirmara en su plan de Gobierno que tenía sus ojos puestos en ese mercado, así como también en Sudáfrica, Turquía y Malasia.

El acercamiento con estas naciones permitirá el ingreso de las empresas exportadoras a economías que reportan altas tasas de crecimiento y consumidores de muy alto poder adquisitivo, estamos analizando muy bien el mercado”, explicó Alvarado.

Sin embargo, es necesario esperar a que asuma su mandato para ver si impulsará el acuerdo o la esperanza de un TLC seguirá guardada en la gaveta como lo hace desde el 11 de diciembre de 2011, cuando Laura Chinchilla, mandataria en ese momento, ofreció a manera de broma incluir el sake en la negociación.



Ver comentarios