Empresa de viajes compartidos Cabify busca ampliar sus mercados
Enviar

La compañía española de viajes compartidos Cabify está buscando como mínimo $300 millones en nuevo financiamiento en tanto se esfuerza por expandirse en sus mercados actuales, según personas al tanto de tema.

La empresa con sede en Madrid está trabajando con Bank of America Corp., dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas porque las deliberaciones son privadas. La compañía, que actualmente está valorada en unos $1.000 millones, podría cerrar la captación de fondos en los próximos meses, dijo una de las personas. El nuevo capital se sumaría a los $100 millones que Cabify recaudó en abril, según una presentación ante el ente regulador.

Entre los posibles inversores figuran financistas actuales, como Rakuten Inc. de Japón, fabricantes de autos y firmas de tecnología en la industria automotriz, dijeron las personas. También hay inversores institucionales interesados en participar para posicionarse en el caso de una posible salida a bolsa en el futuro, dijeron las personas.

Cabify, fundada en 2011, también celebró una alianza estratégica con Easy Taxi para combinar su base de inversores y ampliar los servicios en América Latina, dijeron las personas. Las compañías vienen trabajando en una asociación desde finales del año pasado, dijeron.

“Cabify y Easy comparten el proyecto de transformar las ciudades de Latinoamérica mejorando la movilidad de sus ciudadanos”, dijo Juan de Antonio, fundador y máximo responsable de Cabify, quien declinó hacer declaraciones sobre el aumento de capital. “Esta alianza apunta a hacer realidad más pronto esa visión”.

El socio gerente de Rakuten, Oskar Mielczarek de la Miel, dijo que la firma está "confiada en la perspectiva de Cabify para el futuro, ya que cuenta con un gran equipo directivo y planes convincentes de crecimiento".

Una portavoz de Bank of America declinó formular comentarios.

Cabify opera en alrededor de una docena de países que incluyen a España, Portugal y varios en América Latina. Su mercado más grande es Brasil, donde la rival Easy Taxi comenzó a operar en 2012. Las aplicaciones móviles de las empresas ayudan a los clientes a conectarse con conductores y taxis privados.

Ver comentarios