Logo La República

Lunes, 8 de marzo de 2021



ÚLTIMA HORA


Empleados públicos podrían abstenerse de capacitaciones sobre diversidad sexual y género al alegar objeción de consciencia

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 27 enero, 2021 07:41 am

señor de barba con traje gris y corbata roja
Jonathan Prendas, diputado de Nueva República. Archivo/La República.


Los empleados públicos que así lo deseen podrían abstenerse de participar en programas de formación y capacitación “que sean contrarios a sus convicciones religiosas, éticas y morales”, según una moción que se analiza en la ley de empleo público que garantizaría la objeción de conciencia.

La iniciativa que impulsa el diputado Jonathan Prendas de Nueva República, junto a legisladores de la Unidad, Liberación y otros partidos minoritarios, implicaría que una persona tenga el derecho a negarse a participar en capacitaciones sobre diversidad sexual, género y otros temas sensibles.

Lea más: “Objeción de conciencia” que propone Fabricio Alvarado sería ilegal, según grupos LGBT

La propuesta aún no ha sido votada.

Lea más: Matrimonio igualitario será legal a partir del 26 de mayo de 2020

La ley de empleo público pretende establecer un mismo salario para los funcionarios con iguales responsabilidades y en principio, aportaría un ahorro de ¢300 mil millones.

Anteriormente, el partido Nueva República propuso garantizar la objeción de conciencia en otros ámbitos, incluido el matrimonio igualitario.

La idea es discriminatoria e ilegal, según representantes de la comunidad sexualmente diversa.

“Un notario es un funcionario público y por tanto, no puede alegar objeción de conciencia para oponerse a realizar un matrimonio entre dos personas del mismo sexo (…) Estamos hablando de una iniciativa discriminatoria e ilegal, ya que la Sala IV, declaró inconstitucional toda ley que genere una diferencia o discriminación”, dijo Gia Miranda, directora ejecutiva de la Campaña “Sí Acepto Costa Rica”.



NOTAS RELACIONADAS






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.