Empleadores anteponen habilidades blandas a maestrías
Una persona puede tener cuatro maestrías que si no resulta inteligente emocionalmente, es un obstáculo para conseguir trabajo, dijo Kristhel Ureña, gerente de Rewards de PWC. Gerson Vargas/La República
Enviar

Inteligencia emocional pesa cada vez más en el currículo

Empleadores anteponen habilidades blandas a maestrías

Nuevas cualidades incluyen comunicación, liderazgo y gestión del conflicto



201506022054160.4.png
Si usted cuenta con una amplia preparación académica, pero no logra conseguir empleo, el problema puede ser de actitud.
Los empleadores están anteponiendo las llamadas “soft skills”, también conocidas como habilidades blandas, incluso por encima de una maestría.

Capacidad de atención y escucha, gestión del tiempo, uso de la lógica, humildad, prevención de conflictos, asertividad e inteligencia emocional son algunas de ellas.
Con solo una entrevista de trabajo, los reclutadores pueden percibir si la persona cumple o no con estas cualidades.
Por ejemplo, se consulta al interesado en el puesto si en el pasado tuvo una dificultad en trabajo en equipo y cómo la solucionó.
Otra consulta es proponer diez funciones y que la persona acomode cada caso, según el orden de importancia.
Para saber si una persona es responsable basta con una consulta sencilla sobre el manejo del horario, o con solo revisar a qué hora llegó a la entrevista.
En el encuentro también se pueden medir habilidades de primera entrada, como actitudes, rasgos de personalidad y valores.
El lenguaje corporal es otro de los aspectos que impedirán que un aspirante mienta acerca de sus características.
Adicionalmente, si se plantean casos reales y se pregunta cómo reaccionó o lo haría al respecto, es muy difícil que se pueda ocultar la realidad.
“Las habilidades blandas son un diferenciador entre conseguir un trabajo o no. Muchas veces encontramos profesionales muy buenos, pero con dificultades para transferir el conocimiento a otros, eso es un limitante”, dijo Dahiana Arias, gerente de reclutamiento de Manpower Costa Rica.
Por otra parte, si las empresas determinan que la persona interesada en el puesto es conflictiva, tuvo roces con otros colaboradores, o problemas de conducta, es descartada de inmediato.
“El trabajo en equipo es muy importante. Es posible que una persona se pudo desarrollar muy bien y llegó a puestos muy altos, pero, ¿a quiénes ha ayudado a desarrollar su carrera? Las compañías buscan colaboradores que den resultados, pero sin pasar por encima de otra gente. Una persona puede tener cuatro maestrías que si no resulta inteligente emocionalmente, es un obstáculo para conseguir trabajo”, explicó Kristhel Ureña, gerente de Rewards de PwC.


María Siu Lanzas
[email protected]

 


Ver comentarios