Empieza cacería de clientes de factura electrónica
Enviar

Entre el 15 de enero y el 1º de febrero, los sectores de salud y financiero-contable están en la obligación de comenzar a utilizar la factura electrónica; lo que provoca una cacería de clientes por parte de las empresas de software especializado.

La oferta paga arranca en $8 mensuales con la opción de prueba gratuita durante los primeros 30 días, aunque de momento, la delantera la lleva el Ministerio de Hacienda, pues lanzó el “Facturador Electrónico”, una plataforma gratuita.



Además de facturar de forma ilimitada, los programas ofrecen cotizaciones, inventarios simples, así como reportes completos de los movimientos financieros de la empresa o del profesional independiente.

“Hemos diseñado un sistema inteligente, que se encarga de adaptar las actividades económicas que la empresa o el profesional hacen, al formato requerido por Hacienda, pero sin necesidad de conocer complejos códigos ni cambiar sus prácticas. Esto hace que nuestra herramienta Fygaro sea una excelente experiencia para los usuarios”, explicó Ariel Rochwerger, CEO de Trambia.

Hacienda ha reportado hasta el momento un comportamiento favorable de los contribuyentes y del sistema y confía en que cuando se llegue el momento, más usuarios se decanten por su alternativa.

“El uso de comprobantes electrónicos ofrece una serie de beneficios para el emisor y receptor del servicio, entre ellos, menos costos operativos, rapidez y seguridad en el intercambio de información. Además, brinda a la Administración Tributaria información en tiempo real de los contribuyentes, disminuye costos administrativos, y minería de datos”, contó Juan Carlos Gómez, subdirector general de Tributación.

La única diferencia entre la facturación electrónica y la tradicional es que la primera no se imprime; no obstante, el comprobante se envía a Hacienda para su validación y a su vez es utilizado como respaldo de contabilidad.

El primer paso que se debe realizar antes de iniciar el proceso de facturación electrónica es capacitarse en el uso del programa, ya que se puede dar cabida a errores que más adelante compliquen la emisión y el cobro de las facturas.

También es importante identificar las necesidades tecnológicas de la empresa para elegir el sistema que mejor se adapte a sus necesidades.

“Contamos con dos soluciones que se adaptan a las distintas empresas. Hace poco lanzamos la aplicación ioFacturo, la cual es gratuita y está dirigida a las pymes y profesionales independientes, este es un generador de facturas electrónicas bajo el esquema establecido por el Ministerio de Hacienda y no tiene límites en cuanto a montos, documentos emitidos o empresas registradas. Adicionalmente, contamos con una solución diseñada para grandes compañías llamada Signature”, explicó Sergio Chaverri, socio director de Gosocket.

Otra de las ventajas que tiene la implementación de estos comprobantes, es que no requiere la firma digital, sino una llave criptográfica que garantiza su autenticidad.

Además de los profesionales financieros, quedan pendientes de implementarla los profesionales del sector legal (1° de marzo); ingenieros, arquitectos, informáticos (2 de abril) y el resto de actividades económicas (1° de mayo).

Los beneficios

Además de mejorar la recaudación fiscal, estas son algunas ventajas de este tipo de facturas:

  • Previene fraude
  • Fácil almacenamiento
  • Reducción de riesgo
  • Mejora experiencia del cliente
  • Garantiza transparencia en el sistema

Ver comentarios